Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co Martes, 24 de febrero de 2015

Yesid Reyes, ministro de Justicia aseguró que  la administración de Justicia no pasa por buen momento y hay razones justificables para ello, como la congestión de la rama consecuencia de la ausencia de modelos de gestión, aunque la rama judicial recibe cada año más recursos no se ejecutan como deben.

“Hay por ejemplo 8.600 cargos de descongestión cuyo nombramiento es discrecional con todo los inconvenientes en materia de transparencia que esto acarrea y esto debe cambiar”, puntualizó.
  
Juan Fernando Cristo, ministro del Interior, manifestó que “para nadie es un secreto que las modificaciones y la dinámica política ha ocasionado molestias pero esta reforma es necesaria. 

La Justicia ha sido planteada desde la mirada de los abogados y no desde los ciudadanos, la administración moderna no ha llegado al poder judicial y esto debe cambiar”.
 
“Consideramos que no es conveniente insistir en la insistencia de la sala administrativa para avanzar en una administración más eficiente de la rama judicial en su conjunto. Esta reforma tiene un hilo conductor que es la recuperación de la confianza institucional” agregó Cristo.
 
Helena Alviar García, decana de la Facultad de Derecho Universidad de los Andes, por su parte planteó el cuestionamiento de algunos puntos ciegos de la reforma que dejan en duda cómo con la nueva institución se garantizará una buena ejecución y la no politización.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.