Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Natalia Cubillo Murcia - ncubillos@larepublica.com.co sábado, 12 de diciembre de 2015

De acuerdo con un estudio de Thomson Reuters, en Estados Unidos 64% de los abogados tiene una presencia activa y de ese indicador 91% corresponde a bufetes. 

En Colombia “existen más de 110.300 abogados que, como personas, profesionales o firmas, tienen y utilizan perfiles”, aseguraron Yesenia Angulo y Andrés Guzmán Caballero, de la firma Adalid, en un artículo titulado “Abogados ahogados en redes sociales”.

Lo anterior se debe a que “una estrategia de redes sociales para una firma de abogados debe plantearse y ejecutarse con cautela”, aseguró Jorge Carrillo,   Business Development Manager para América Latina de Norton Rose Fulbright.

Esto se demuestra con la presencia en Twitter, por ejemplo, de las firmas más grandes, que en su operación local no tienen más de 2.000 seguidores o inclusive, el mismo número de trinos. 

La más adelantada en esta red es Philippi, Prietocarrizosa & Uría (Ppulegal), que hoy tiene 1.111 seguidores y 1.737 trinos (hasta el viernes 11 de diciembre a medio día) y su presencia está desde 2011. 

Le sigue Brigard & Urrutia (B&U) con 1.059 seguidores y 338 trinos. Con una presencia más incipiente está Posse Herrera Ruiz (PHR) con 269 seguidores y 139 trinos; así como Gómez Pinzón Zuleta (GPZ), con 97 seguidores.

Las firmas internacionales con presencia local, en su mayoría, no contemplan un perfil distinto al de su casa matriz, al menos en Colombia. 

Carrillo sostiene que “una estrategia de redes sociales para una firma de abogados puede ser una herramienta de mercadeo muy poderosa, pero es también un arma de doble filo”.

De acuerdo con la publicación, la red ideal, distinto a pensar en Twitter, es LinkedIn pues no solamente es una herramienta de búsqueda de empleo, sino también sirve para establecer “contactos con potenciales clientes, e incluso, permite simplemente compartir información”, agregaron Angulo y Guzmán. 

Esta hipótesis se observa en la red. B&U por ejemplo tiene 4.296 seguidores; Ppulegal 1.921 seguidores; PHR, 944 seguidores, y GPZ, 743 seguidores. Todos mejoran sus indicadores de manera significativa cuando se trata de su perfil en LinkedIn.

Para Claudia Amore, gerente de mercadeo de Posse Herrera Ruiz, “las redes que mejor se ajustan a la industria de servicios legales son Twitter y LinkedIn considerando que el uso de estas permite dar a conocer contenido relevante para nuestra audiencia”.

En las redes sociales “proporcionamos información sobre decretos, resoluciones, novedades, artículos, eventos y en general contenidos relevantes de la firma”, agregó la experta. 

Tatiana Carrillo, socia de Lloreda Camacho &Co, también contempló como relevantes Twitter y LinkedIn, porque  “hoy las empresas necesitan crear espacios para hablar de tú a tú con sus audiencias, no solo los clientes, sino todo el ecosistema que se compone de líderes de opinión, medios de comunicación, influenciadores del sector, y por supuesto clientes y clientes potenciales”.

Las dinámicas locales, que distan mucho de los protagonistas internacionales también tienen que ver con la idiosincracia del mercado legal, pero lo cierto es que las operaciones del ejercicio están cambiando. 

“Hasta ahora se está generando en Colombia la conciencia de marketing jurídico y por lo tanto sigue siendo un territorio inexplorado”, agregó Jorge Carrillo.

A la hora de contar historias, cuenta la socia de Lloreda Camacho & Co, no se habla de ellos ni de lo que son, “sino de lo que sabemos hacer, y se lo contamos a nuestras audiencias a partir de casos prácticos con un enfoque especializado que dé cuenta de la “authority” de nuestra firma”.

Lo importante en las redes, concluyen Angulo y Guzmán, es tener protocolos “para el manejo adecuado de marca y nombre tanto personal como corporativo”.

Reputación
Los servicios jurídicos son un negocio netamente reputacional, aseguran Yesenia Angulo y Andrés Guzmán Caballero de la firma Adalid. “Con ellos se ofertan y ponen en juego, además del servicio ofrecido, el prestigio o la acreditación del profesional o del grupo de abogados implicados en la relación comercial”, aseguran.

Por eso es necesario que antes de establecer una estrategia la firma, haga la búsqueda básica con la que iniciará un potencial cliente. ‘Googleese’, aconsejan, porque seguramente sus clientes también lo harán en un primer momento. 

Tatiana carrillo
socia de lloreda camacho &Co
“LinkedIn se posiciona como un espacio para conectarse con círculos de interés desde las especialidades profesionales. Es una oportunidad para llegar a clientes potenciales a partir de contenido relevante”.

Jorge Carrillo
Dir. Norton Rose Fulbright
“Las redes sociales a tener en cuenta dependen mucho del tipo de firma de abogados y, por lo tanto, de su mercado objetivo, su audiencia. Hay que conocer muy bien los hábitos de consumo de ellos”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.