Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ripe sábado, 21 de septiembre de 2013

La supermodelo Heidi Klum ha cumplido 40 años pero mantiene el emporio que genera su marca gracias al férreo control que ejerce sobre sus productos, licencias y derechos de imagen en todo el mundo. Klum ha cogido el testigo de las ‘top models’ de los años 90, las primeras en rentabilizar como empresarias su carrera más allá del reducido mundo de la moda o de la breve extensión habitual de sus carreras con la ayuda de asesores legales.

Klum ostenta el imperio más voluminoso, que le ha reportado más de US$135 millones en su carrera. En la Oficina de Armonización del Mercado Interior de la Unión Europea (Oami) figuran dos marcas registradas a su nombre que contienen los vocablos Heidi Klum desde 2002. En esta oficina figuran otras dos marcas propiedad de The Heidi Klum Corporation. A su vez, en la Oficina de Marcas Americana figuran 13 marcas a su nombre o bajo la titularidad de su empresa. En Alemania, tiene dos marcas a su nombre. También es titular de otras marcas en Suiza o Japón.

Además de los pleitos que pone a quien se aprovecha de su marca, la modelo alemana también sufre reveses legales y tuvo que abandonar su línea de joyas por la demanda de Van Cleef & Arpels por el uso de un trébol en algunas piezas. También ha ido a los tribunales por su programa de TV Project Runaway.

La pionera en la construcción de un emporio duradero es Elle Macpherson, que a sus 50 años mantiene seis marcas registradas en la Oami, la primera al menos desde 1996, y otras tantas en EE.UU. o en su país de nacimiento, Australia.

Cindy Crawford, Kate Moss, Claudia Schiffer o Naomi Campbell mantienen un número de marcas y registrados similares en varios países y tienen equipos de abogados protegiéndolas. Sin ir más lejos, Cindy Crawford acaba de ganar una demanda que interpuso ante el Wipo Arbitration and Mediation Center, el tribunal mundial de arbitraje sobre marcas, a Julián S. García, de Madrid, por usar el dominio cindycrawford.com, que redirigía desde agosto de 2012 a una página pornográfica.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.