Reuters Viernes, 26 de septiembre de 2014

El delantero del F.C. Barcelona, Lionel Messi, está teniendo problemas con el registro de la marca LEO para comercializar bebidas alcohólicas y refrescos, y ha decidido llevar el caso ante la justicia europea.

Peleándole por el registro está una empresaria portuguesa, María Leonor Pires Freitas Campos, que gestiona una bodega familiar, Ermenegilda Freitas, y que comercializa un vino con una marca similar: Leo D’Honor.

Los intentos de Messi con la industria vitivinícola se remontan a 2010, cuando la organización benéfica Fundación Leo Messi llegó a un acuerdo con las bodegas argentinas Casa Bianchi para comercializar una serie de vinos con la marca LEO. Según la propia compañía, parte de la recaudación obtenida se destina a proyectos centrados en la salud y la educación de niños con desventajas sociales. En febrero de 2012, Messi solicitó el registro de la marca LEO para bebidas alcohólicas, aguas minerales y con gas, bebidas de frutas y zumos, siropes y otras preparaciones para hacer bebidas en la UE.

La petición fue aceptada en el plazo de una semana, pero la empresaria portuguesa interpuso una queja formal ante la Oficina de Armonización del Mercado Interior (Oami), la agencia que gestiona los registros de marcas, dibujos y modelos comunitarios. En junio de 2013, la División de Reclamaciones de la Oami falló en contra del futbolista argentino, debido a la similitud de las marcas y los productos asociados a ellas. Éste recurrió la decisión ante la Sala de Recursos de la propia Oami. Diez meses después, en marzo de 2014, la agencia volvió a dar la razón a la empresaria lusa. En junio de 2014, los abogados de Messi interpusieron recurso ante el Tribunal General de la UE.