Germán Corcho Tróchez - gcorcho@larepublica.com.co Lunes, 16 de diciembre de 2013

La llegada este año a Colombia de la española Garrigues, la estadounidense Littler Mendelson y la británica DAC Beachcroft, es un efecto natural de la inversión extranjera, que hasta octubre sumaba US$13.980 millones, según el Ministerio de Hacienda.

“Los sectores más dados al crecimiento son el energético y la industria, pero detrás viene otra serie de servicios como los legales”, afirmó Alexander Hernández Celemín, director general de la consultora especializada en crecimiento e innovación empresarial, Azul Innovación.

Con estos arribos, 2013 se convierte hasta ahora en el año en que más bufetes extranjeros han abierto oficinas propias en el país o acordado asociaciones con homólogas locales.

Antes, el mercado nacional de las asesorías ya contaba con la presencia de las norteamericanas Baker & McKenzie y Holland & Knight, la inglesa Norton Rose Fulbright, y la española Cremades & Calvo-Sotelo.

Pero la presencia internacional no es solo garantía de cuán atractiva se ha convertido la economía colombiana. También, de que la competencia exige una mayor calidad en el servicio y los clientes son los más beneficiados en últimas. “Siempre es bien recibida. Con nuestra llegada, así como la de más firmas, el mayor beneficiado es el consumidor”, lo corrobora Enrique Gómez Pinzón, socio de Holland & Knight.

Entre asociados y adquisiciones
Los recientes aterrizajes tuvieron naturalezas distintas. De los tres despachos, Garrigues fue el único que abrió directamente sus oficinas, en junio.

“Desde que decidimos la expansión en Latinoamérica, que comienza en Colombia y seguirá en México y Perú, hemos pensado que la parte tributaria es importante”, contó Javier Ybáñez Rubio, socio responsable en Latinoamérica, durante una entrevista que concedida a LR.

El bufete informa en su página web que de septiembre de 2012 a octubre último obtuvo ingresos por más de US$455.000 millones. “Esta cifra supone prácticamente un mantenimiento de los ingresos (-1,68%) respecto de los resultados obtenidos en el ejercicio fiscal de 2012.

“Somos un despacho con una capacidad tributaria importante, de la cual depende gran parte de nuestros ingresos mundiales”, agregó Ybáñez.

En octubre, la ibérica dio a conocer que completó la primera fase de su entrada a Colombia con la incorporación de Zarama y Asociados, incluyendo a sus seis abogados y dos socios, Fernando Zarama y Camilo Zarama.

En septiembre se había oficializado antes el acuerdo entre la local Godoy Córdoba Abogados y Littler Mendelson, la firma laboralista más grande de Estados Unidos. “Fue una negociación que duró año y medio para asociarnos con ellos en su operación global”, detalla Andrés Godoy Córdoba, socio gerente.

La apertura del despacho norteamericano empezó por Venezuela y siguió a México. Luego Puerto Rico, Costa Rica, El Salvador y Panamá. En cuanto a los clientes, la integración ha sido gradual, además de los que ya compartían desde hace dos años cuando se inició el contacto a través de la reputación de Godoy Córdoba en las últimas publicaciones de Chambers and Partners y The Legal 500.

“A través de Littler, tenemos más acceso a compañías globales. Ellos tienen una cartera de clientes impresionante. Hay muchos que aspiramos a ir sumando”, dice Godoy.

La última movida se concretó a principios de diciembre. La británica DAC Beachcroft anunció la adquisición de De la Torre & Monroy Abogados Asociados, con lo cual nació DAC Beachcroft Colombia Abogados SAS.

“Es un nuevo capítulo para nuestra trayectoria profesional, en un mercado globalizado. Además, una oportunidad para prestar servicios en otras áreas que maneja DAC Beachcroft como finca raíz, resolución de conflictos y finca raíz”, manifestó Camila De la Torre, socia fundadora de De la Torre & Monroy.

Antecedentes
Andrés Godoy prevé que en 2014 llegarán no menos de dos firmas de envergadura mundial. “Hoy en día muchas hablan de negocios en Colombia. Hacen falta inglesas y estadounidenses”.

Lo anterior ayudará a que cada vez más haya organización en las empresas jurídicas nacionales, y estas se enfoquen en generar estructuras administrativas capaces de afrontar la competencia foránea. “De alguna forma tienen que preparase mejor: formalizar más sus procesos empresariales, y trabajar como empresa en términos administrativos, recursos humanos y financieros, en marca y cómo aplicar la tecnología en el servicio”, añade Alexander Hernández.

Las opiniones

Andrés Godoy Córdoba
Socio gerente de Godoy Córdoba

“Ellos han venido trasladando clientes hacia nosotros. No teníamos metas para los primeros cuatro meses, sino adaptarnos e integrar procesos. Es muy corto para medir el impacto en clientes y ventas. La meta la evaluaremos a finales de 2014”.

Alexander Hernández Celemín
Director General de Azul Innovación

“La llegada de estos bufetes es una oportunidad tanto para las firmas locales, para que aprovechen el crecimiento del mercado y se fortalezcan, como para que los profesionales tengan mejores aspiraciones”.