Miguel Pardo/ La República

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

David Jáuregui Sarmiento - djauregui@larepublica.com.co Martes, 27 de febrero de 2018

Habrá más de 10.000 puestos de revisión biométrica de votantes en las zonas propensas al fraude

El próximo 11 de marzo empezarán las contiendas electorales con los escrutinios al Congreso. Juan Carlos Galindo, registrador nacional en Inside LR aclaró las dudas al rededor del manejo electoral, el gran reto de que los jóvenes salgan a votar y las novedades que tendrán estas elecciones.

¿Cuál es el principal reto de la Registraduría para que no haya problemas en las elecciones?
La Registraduría está en la recta final de los preparativos desde agosto de 2017. El reto es sacar el proceso en plenas garantías y tuvimos que enfrentar la revisión de firmas: en un mes revisamos más de 17 millones de rúbricas para candidatos al Congreso y Presidencia.

Del total de número de votantes, ¿qué porcentaje espera que llegue a las urnas?
Históricamente Colombia tiene alta abstención, especialmente en las elecciones del Congreso. Tenemos un censo electoral de 36.025.318 de colombianos. Estamos dirigiéndonos a la población más apática, los jóvenes, a quienes invitamos a que participen en el proceso electoral.

¿Cuáles son las razones del abstencionismo y qué se ha hecho para avanzar en este tema?
Varios elementos pueden impulsar que los colombianos no vayan a las urnas: el desinterés producto de la corrupción; que el Estado no cumpla adecuadamente con los propósitos de las instituciones; la indiferencia generalizada con la contienda porque los partidos ya no tienen el valor del pasado, son las más usuales.

¿Cómo es el comportamiento de los jóvenes y su apatía?
En los jóvenes se ha creado una nueva realidad virtual en las que ellos participan activamente como son las redes y dejaron de lado la participación institucional, eso ha conducido a que la abstención se mantenga. El reto es hacer las elecciones más participativas, nos reunimos con los jóvenes para sensibilizarlos sobre su papel en el destino de Colombia,

¿Cómo califica el proceso de inscripción de cédulas?
La meta no es que haya gran número de inscritos, sino que quienes variaron su residencia puedan votar. Además, desde hace 10 años se cambió el esquema para que un colombiano vote por primera vez: antes al colombiano que le entregaran su cédula tenía que inscribirla en el periodo de elecciones, pero ahora desde que se produce queda inscrita en el proceso electoral: hoy el proceso de inscripción tarda 15 segundos.

¿Cuál es la expectativa de tiempo para la entrega de resultados, cómo será el conteo?
El 11 de marzo los jurados primero harán el conteo de las consultas interpartidistas, luego Senado y luego Cámara de Representantes. Para Congreso los escrutinios serán lentos por la cantidad de candidatos. Solo para Senado tenemos 945 candidatos, que toca contarlos uno a uno. Ese trabajo, en Senado y Cámara puede tardar hasta cuatro horas.

¿Por qué no se entregarán los formularios de las consultas a menos que se pidan?
Porque como son dos consultas, no queremos que se pueda criticar a los jurados porque al ofrecer una u otra pueda pensarse que haya alguna interferencia en la voluntad del ciudadano en favor de una u otra consulta. Además, no se pueden votar a las dos que implicaría doble militancia.

¿Entra el tema del referendo anticorrupción?
No hay consulta anticorrupción, eso es falso y hace parte de ese grupo de información de “fake news” de todos los días.

¿Cuáles son los avances en el tema de la biometría?
La biometría es para validar la identidad del ciudadano al votar, para evitar problemática concurrente en algunas zonas como la suplantación de electores. Habrán 10.028 puestos de biometría en 22 departamentos y 98 municipios. Tuvimos que ver los municipios donde más suplantaban electores.

El CNE pidió fortalecer el software de la Registraduría…
El CNE pidió un software adicional de control de escrutinios 20 días antes de las elecciones, a pesar de que desde septiembre se le mandó al CNE un comunicado preguntando cuáles eran sus requerimientos, pero nunca respondieron.

¿Qué tan costosas son las elecciones?
El proceso le costará a la Registraduría $600.000 millones, de los cuales $123.000 son de reposición de votos, comunicaciones $24.000 millones, $124.000 en conteo, divulgación $11.300 millones. Estas elecciones podrían costar al Estado unos $1,5 billones en total.