Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co Sábado, 27 de febrero de 2016

Aún está pendiente de expedirse la resolución de las 75 variables que permitirán la selección automatizada de los auxiliares, pero la promesa es que será publicada esta semana para comentarios de interesados. 

¿Cuál es el fin de las resoluciones?
El decreto 2130 de 2015 dice que los auxiliares de justicia se deben someter a códigos de conducta; y la Superintendencia se ha puesto en la tarea de expedir reglamentaciones y normativas que le van a permitir tener el mayor control y la lista más sofisticada que existe de auxiliares de la justicia, la más transparente, la que va a tener a los profesionales más idóneos.

¿Qué implica el manual de ética? 
Contiene una serie de deberes de los auxiliares de la justicia, de lealtad, de la reglas del debido proceso, ser imparcial, ser eficiente en la gestión, proveer información adecuada y suficiente a la Superintendencia.

Lo que queremos es un control efectivo antes de ser designado, de posicionarse, que se revise si hay alguna situación de conflicto que pueda viciar su trabajo. Una vez nombrado también pueden surgir situaciones de conflicto, por la relación con acreedores, vendedores de bienes, compradores de activos de la sociedad que ha sido intervenida. Configura un acervo de reglas que van a permitir que todas las personas que ocupen el cargo se sientan más tranquilos de que su conducta se ajusta a las pautas más elevadas de transparencia y de ética. 

¿De qué se trata el compromiso de confidencialidad?
Es mantener la información privilegiada que reciben los auxiliares de la justicia en reserva. Una reserva que no puede ser violada o revelada a terceros que no estén autorizados a acceder a la información como la misma norma lo establece.  Ese compromiso de confidencialidad rige durante todas las etapas del proceso y se extiende a ser concluido el trámite. Se pretende avanzar en una obligación de transparencia que nos permite tener más seguridad en los procesos. Tampoco se permiten descuidos, hay que custodiar la información.

Si esto no estaba establecido antes, ¿cómo se vigilaba a los funcionarios?
El problema es que dependíamos mucho de las quejas que se presentaban, pero precisamente por eso hoy tenemos un sistema regulado, preciso, que responde a los más avanzados esquemas regulatorios. 

Antes de la vigencia de estas normas no teníamos, a parte de las normas generales una reglamentación precisa que tuviera todas las características de una legislación moderna y por eso expedimos estas resoluciones con base en el Decreto 2130. 

¿Incumplir este manual de ética y de confidencialidad qué sanciones va a acarrear?
Se trata de garantizar el debido proceso. Las resoluciones no son instrumentos sancionatorios, pero quien incumpla estas normas se expone a hacer evidentemente excluido de la lista de auxiliares de la justicia y asumir las responsabilidades correspondientes según los daños que genere. 

Además de la exclusión de la lista de auxiliares, ¿las sanciones pueden generar cárcel o multas?
Si uno determina que una información confidencial o un conflicto de interés existieron y que implicaron perjuicios para la compañía intervenida, se puede iniciar un proceso de responsabilidad civil por estas irregularidades en el proceso. 

¿Cuáles son las variables para  elegir a los auxiliares de la justicia con el sistema automatizado?
Pretenden medir la idoneidad para los auxiliares de la justicia. Esta resolución aún no se ha expedido, y a partir de esta semana vamos a publicar el borrador con el propósito de que los auxiliares puedan hacer sus observaciones y recomendaciones. Es la pieza más importante porque va a medir la idoneidad de los auxiliares de la justicia de acuerdo a 75 variables.

¿Qué se mide ahí?
Se miden detalladamente los estudios académicos, la experiencia en los procesos, publicaciones, entre otros aspectos a los que se les da una valoración numérica. El candidato del sistema será presentado al comité de selección para elegir al auxiliar según sea el caso; el comité podrá saltarse este trámite en contadas excepciones.

Nuevo ‘icfes’
Los auxiliares de la justicia ahora estarán sujetos a una especie de ‘Icfes’ con el fin de ingresar a la lista de nuevos profesionales adscritos a la Superintendencia de Sociedades. La primera versión del examen será realizada en el segundo semestre de este año. 

Universidades como Los Andes, el Externado, la Sergio Arboleda y la de Medellín ya ofrecen programas de diplomado sobre el régimen de insolvencia, que si bien no será garantía para que los estudiantes ingresen a la lista de auxiliares de la justicias, sí es preparatorio para el examen que les será aplicado a los aspirantes. 

La opinión

Luis Guillermo Vélez
Exsuperintendente de sociedades

“Estas resoluciones hacen parte de un sistema que se viene construyendo para darle un manejo más técnico y objetivo al proceso de selección, nombramiento, evaluación y remuneración de los auxiliares de justicia”.