Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa domingo, 25 de marzo de 2012

Todo indica que el fallo emitido el pasado viernes por la Contraloría General de la Nación, ratificando la sanción por detrimento patrimonial contra el gobernador del Valle, Héctor Fabio Useche, terminó por darles la razón a quienes vaticinaban que su administración no sería de largo aliento.

Y es que lejos de cerrarse el capítulo, esta sanción fiscal abre la puerta a nuevos procesos contra un gobernante que no ha tenido un minuto de tranquilidad. Porque ad portas de cumplir los primeros cien días de mandato, todo lo que habría que decir en un balance de gestión es que a Useche apenas le ha alcanzado el tiempo para defenderse. 

El futuro tampoco luce muy halagador. Porque si los conductos se cumplen, lo que se viene son procesos con implicaciones mucho más serias, como una posible destitución e inhabilidad por parte de la Procuraduría o un castigo penal de la Fiscalía. 
  
Escándalo tras escándalo 
Aunque suene paradójico, haber ganado las elecciones de octubre se convirtió para el gobernador Useche en el punto de partida de todos sus males. 
  
Tanto así, que sin haber tenido la posibilidad de celebrar su triunfo, el primer discurso que dio ante los medios de comunicación fue defendiéndose a las acusaciones del excandidato Jorge Homero Giraldo, quien la misma noche de elecciones denunció que se había cometido un fraude y que no reconocía la victoria de su rival. “Estas elecciones no se las pueden robar”, dijo Homero al solicitar el reconteo voto a voto. 
  
Noviembre fue un mes de mayor tensión e incertidumbre. Los escrutinios y todo lo que hubo en torno, daban cuentas de presuntos delitos electorales en varios municipios, mientras crecían las denuncias porque la Comisión Escrutadora no atendió varios de los reclamos. 
  
Incluso, el Consejo Nacional Electoral llamó a dar trámite a cada una de las reclamaciones, mientras la opinión pública nacional centraba su atención en la región. Sobre todo porque el CNE emitió un fallo pidiendo no declarar la elección de Useche hasta que se revisara con lupa algunos municipios, pero la credencial ya había sido otorgada. 
  
Pese a que Useche por fin tenía la credencial en el bolsillo, días más tarde el Tribunal Superior de Cali acoge una tutela impuesta por Jorge Homero y revoca la declaratoria de elección hasta que se resolviera la misma. No obstante, la tutela le fue negada a Homero y Useche recuperó su credencial de Gobernador cuando todo apuntaba a que no lograría posesionarse. 
  
A sólo quince días de asumir el cargo, fue la misma Contraloría la que aguó la fiesta al pupilo de los Juan Carlos Martínez y Abadía al anunciar la imputación de cargos por las presuntas anomalías en el contrato 20080035, firmado en abril del 2008 y que establecía el plan comercial para la Industria de Licores para el periodo 2009-2010. 
  
Los cargos fueron imputados por un posible detrimento patrimonial que ascendía a la suma de $107.000 millones, aunque finalmente la cifra quedó en $40.750 millones. Caso por el que el pasado viernes se le ratificó el fallo sancionatorio. 
  
En su defensa, Useche insistió que él era secretario de Salud y actuó como representante del gobernador Abadía en la Junta y que él no fue ordenador del gasto. Sin embargo, el caso ya es investigado por un fiscal delegado ante la Corte Suprema y la Procuraduría anunció que el hecho también será objeto de un proceso disciplinario. 
  
La punta del iceberg 
Si bien este tema de la Licorera del Valle es uno de los más delicados que enfrenta Useche, en otros organismos también avanzan investigaciones por presuntas irregularidades que comprometen al Mandatario. 
  
Contra él cursa también una investigación en la Procuraduría por las presuntas irregularidades en la firma de un contrato por más de mil millones de pesos, para la realización de cirugías bariátricas, el cual suscribió cuando fue secretario de Salud del Valle. 
Dicho contrato, por el cual el Ministerio Público ya culminó el proceso de recolección de pruebas en la región, fue firmado con la IPS Eduardo Bolaños, cuya documentación daría cuenta de que fue constituida como IPS sólo un mes y medio antes de haberse firmado el acuerdo y con un capital que apenas alcanza los $20 millones. 
  
Las culpas las paga el Valle 
Así las cosas, según algunos analistas, los esfuerzos políticos que hará el grupo que llevó a Useche al poder por sostenerlo en el cargo, irán cada día en detrimento de la imagen y la gobernabilidad en el departamento. 
  
El excontralor Manuel Francisco Becerra aseguró que este tema para la imagen del Valle del Cauca es absolutamente lamentable. “Como un ‘Golpe tras golpe’ se llamaría la canción”. 
  
“Desde el punto de vista de vallecaucano, si uno pudiera dar un consejo, la verdad es que sería mucho mejor renunciar para que hayan unas elecciones cuanto antes y no dejar esta interinidad”, dijo Becerra. 
  
El presidente de la Asamblea, Antonio Ospina, indicó que esta decisión, o cualquiera, afecta a un mandatario de un ente territorial, golpea los intereses de la región. “No conozco la providencia, pero un departamento y un gobierno que está construyendo con la comunidad, pues verá afectarse procesos como el Plan de desarrollo”. 
  
Para el abogado Víctor Hugo Vallejo, las instituciones son más fuertes que las personas y los funcionarios todos son accidentales, incluso, aquellos que de una otra manera tiene periodos fijos. 
  
“Las instituciones tienen que permanecer; el Estado nunca se va a desmoronar; pueden haber dificultades en las personas, pero no en el Estado como tal y alguien tendrá que ocupar el cargo como gobernador bien sea como encargado, interino o como sea porque el departamento no se va a quedar in institucionalidad”, dijo Vallejo. 
 
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.