Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José David Castilla Viernes, 14 de septiembre de 2018

Ejecutivo plantea reestructurar elección de magistrados

La ministra Gloria María Borrero estructuró, junto al presidente Iván Duque, una serie de reformas a la rama judicial que busca responder a la crisis de legitimidad que atraviesan los altos tribunales del país. Expertos opinaron que es necesaria una reestructuración del poder judicial, pero que no se deben debilitar estructuralmente a las altas cortes.

El proyecto de reforma a la justicia que se radicó ayer en el Congreso se centra principalmente en tres ejes: transparencia, eficacia y seguridad jurídica.
Dentro de las estrategias para garantizar la transparencia del ejercicio judicial, el gobierno de Iván Duque propone eliminar las facultades electorales que tienen los magistrados de las Altas Cortes. Para el exministro de Justicia Rafael Nieto Loaiza esta medida es sumamente positiva porque retira facultades inútiles para el ejercicio judicial, que generan las condiciones propicias para la corrupción. “Esto se resuelve si aumentamos las calidades y las exigencias, eliminando los carruseles para la elección de magistrados y estableciendo sanciones mucho más duras”.

Dentro del eje de eficacia, el Gobierno propone la creación de tres nuevas instituciones: Comisión Interinstitucional de la Rama Judicial; Dirección General de la Rama Judicial y de la Comisión de Carrera Judicial. La intención principal del Gobierno de Duque es establecer órganos centralizados para coordinar y administrar el ejercicio de todos los profesionales en derecho.

El tercer eje plantea reformar los alcances de las acciones de tutela. Los cinco puntos de esta reforma sobre este mecanismo buscarán que el accionante deba legitimarse para presentar la acción, es decir, le impondrían unos impedimentos a la ciudadanía para presentar este tipo de tutelas. También limitarían las facultades jurisdiccionales y buscarían unificar la jurisprudencia de las Altas Cortes para establecer una obligatoriedad dentro del precedente judicial.

LOS CONTRASTES

  • Rafael Nieto LoaizaAbogado y exministro de Justicia y del Interior

    “La reforma a la justicia se debe centrar en tres puntos claros: buscar la celeridad de los procesos jurídicos, establecer una línea de obligatoriedad en el precedente judicial y despolitizar las altas cortes”.