Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Jueves, 29 de agosto de 2013

Ante la entrega voluntaria del excandidato presidencial por el Centro Democrático, Luis Alfredo Ramos Botero, el exasesor presidencial y cercano a ese partido, José Obdulio Gaviria, aseguró que la orden de captura “es el peor daño que se le puede hacer a la democracia”.

Durante la visita al exgobernador de Antioquia, ayer en el búnker de la Fiscalía donde éste se presentó, Gaviria expresó que le gustaría volver a ver una justicia ciega en donde “no le interese el color político de nadie”

Además, refiriéndose a la detención de Ramos, dijo que se podría estar presenciando una persecución por parte de la Corte al partido. “Yo entendía que la justicia penal perseguía una conducta atípica, pero si a todos se nos viene la persecución judicial, bienvenida sea”.

Gaviria enfatizó que los procesos están divididos. “La actividad política se ha vuelto mitad Congreso mitad jueces”. Por último, mostró su profunda solidaridad a Ramos, al afirmar que el Centro Democrático está a favor del ex gobernador de Antioquia, asegurando que él sigue siendo una figura muy fuerte en ese departamento.

Ramos se presentó
El también exsenador, requerido por la Corte Suprema de Justicia por sus presuntos nexos con el paramilitarismo, se entregó en la mañana miembros del CTI, quienes lo trasladaron a la Fiscalía General. Se pudo establecer que su llegada al búnker se produjo a la mitad de la mañana en completo hermetismo.

Según se conoció, Ramos fue incluido en las declaraciones de los desmovilizados Juan Carlos Sierra, alias el ‘Tuso’, y Fredy Rendón Herrera, alias el ‘Alemán’, quienes lo acusaron de haberse reunido con ellos.

Así mismo, el exgobernador es investigado por sus presuntos vínculos con el Bloque Central Bolívar de las Autodefensas. En estos hechos también se le relaciona con una reunión en el 2004, en Bello (Antioquia), con el paramilitar Iván Roberto Duque, alias ‘Ernesto Báez, exjefe político del Bloque Central Bolívar de las AUC, en compañía del excongresista Oscar Suárez Mira.

Ese encuentro fue registrado por la propia Corte en la sentencia que condenó a nueve años de prisión a Suárez por ‘parapolítica’. Este hecho llevó a que Ramos reconociera las reuniones en días pasados. Lo cierto es que desde febrero de 2011 cursa una investigación en su contra por sus presuntos nexos con paramilitares.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.