Germán Corcho Tróchez - gcorcho@larepublica.com.co Jueves, 29 de agosto de 2013

El exsenador Luis Alfredo Ramos requerido por la Corte Suprema de Justicia por sus presuntos nexos con el paramilitarismo se entregó a miembros del CTI, quienes lo trasladaron a la Fiscalía General.

Se pudo establecer que la llegada de Ramos al búnker se produjo a la mitad de la mañana en completo hermetismo. 

Según se conoció, el exgobernador de Antioquia, fue incluido en las declaraciones de los desmovilizados Juan Carlos Sierra, alias el ‘Tuso’, y Fredy Rendón Herrera, alias el ‘Alemán’, quienes aseguraron que se reunieron con él.

Así mismo, el actual precandidato presidencial por el Centro Democrático es investigado por sus presuntos vínculos con el Bloque Central Bolívar de las autodefensas.

En estos hechos también se relaciona una reunión a la que asistió Ramos en Bello, Antioquia, en el 2004 con el paramilitar Iván Roberto Duque, alias ‘Ernesto Báez, exjefe político del Bloque Central Bolívar de las AUC, junto con el hoy condenado excongresista Oscar Suárez Mira.

En la misma reunión también estuvo el conocido ‘Patrón de Bello’, exgerente de la empresa Bellanita de Transportes.

Ese encuentro fue registrado por la propia Corte Suprema de Justicia en la sentencia que condenó a nueve años de prisión a Suárez Mira por ‘parapolítica’. Este hecho llevó a que Ramos reconociera las reuniones en días pasados. Lo cierto es que desde febrero de 2011 venía cursando una investigación a Ramos por sus presuntos nexos con los paramilitares.

“Este es un golpe fuerte para el Centro Democrático y el proyecto político del expresidente Álvaro Uribe. Los contradictores tendrán argumentos para decir que todo lo que sale del uribismo tiene la marca del paramiliatarismo. Les va a tocar salir a le defensiva en la campaña, lo cual nunca es bueno”, dijo Federico García, polítologo de la Universidad Javeriana.