Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Gabriel Forero Oliveros

martes, 11 de abril de 2017

Al expresidente le cayó una piedra más pesada que las que ha soportado por estar vinculado al caso Petrobras y a la operación ‘Lava Jato’ que lidera Sergio Moro. Esta vez fue Marcelo Odebrecht, encarcelado desde 2015, quien aseguró a la justicia de su país que Lula habría recibido US$4,15 millones en efectivo entre 2012 y 2013.

El empresario le dijo a Moro que el expresidente estaba inscrito en las planillas de la multinacional donde se consignaban los sobornos con el nombre código de ‘amigo’, y que quien triangulaba ese dinero era Branislav Kontic, asesor del exministro de Hacienda, Antonio Palocci.

El ‘italiano’, como era apodado Palocci, dijo Odebrecht, fue el encargado de entregar recursos a Lula y también al Partido de los Trabajadores y a Dilma Rousseff, quien fue destituida el año pasado por el Congreso tras haber manipulado recursos fiscales durante 2014. 

A pesar de que aún el suelo brasileño y de la región se mueve tras la noticia del supuesto pago al símbolo de los sindicalistas de ese país, Lula, el ‘amigo’, le salió al paso a estas acusaciones de corrupción y anunció ante los medios brasileños que “está dispuesto a ser candidato”, porque tiene nostalgia del tiempo en que fue presidente, durante siete años, entre 2003 y 2010.

Sin referirse al tema de los dineros de Odebrecht, el expresidente sentenció que de ser necesario, estará en el camino para volver a la presidencia porque el pueblo “tiene nostalgia” de ese tiempo en el que él estaba al frente del país.

Además, mencionó que él tiene capacidad de escuchar y no es como Michel Temer, el presidente actual, al que le ha criticado varias de sus políticas y también ha tildado de golpista.

Moro seguirá llevando la batuta de las encarcelaciones y las investigaciones en Brasil, al ritmo que la gente sale a las calles y protesta por el ‘analfabeta’ que ahora es millonario.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.