Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Domingo, 22 de octubre de 2017

Según Novoa, los Grupos Significativos de Ciudadanos deben cumplir con las reglas de los partidos políticos.

El magistrado del Consejo Nacional Electoral Armando Novoa publicó el salvamento de voto que hizo llegar a la corporación luego de que esta avalara el logotipo del movimiento significativo de ciudadanos Mejor Vargas Lleras.

En la comunicación Novoa asegura que el hoy candidato a la presidencia está incurriendo en doble militancia.

Según el magistrado, es claro que los Grupos Significativos de Ciudadanos deben cumplir con las reglas bajo las que juegan los partidos políticos y una de esas reglas es la militancia única de sus miembros “los candidatos que promueven los grupos Significativos de Ciudadanos no se encuentran habilitados para aspirar a representar simultáneamente a un partido político con personería jurídica y a un grupo que avala con firmas su inscripción. La recolección de firmas parte del supuesto de que el respectivo candidato no pertenece a ningún partido político”.

Así mismo, asegura que el deber del Consejo Nacional Electoral, al momento de revisar los logosímbolos de los partidos, no puede ser “puramente formal y no se puede limitar simplemente a mirar los logos en las bases de datos que estos no estén repetidos antes. Yo digo el CNE debió verificar si en este caso había impedimento de otra naturaleza para registrar ese símbolo. Por ejemplo, la doble militancia”.

Y agrega “la resolución se limitó a comparar el logosímbolo de Mejor Vargas Lleras con el listado de Grupos Significativos de Ciudadanos aprobados y rechazados por el CNE, de lo cual concluyó que el logo no se encuentra registrado previamente y que no utiliza símbolos patrios, ni emblemas estatales, ni genera confusión con otros logos”.

El magistrado sostiene que en una sentencia del Consejo de Estado la persona que aspiraba al Consejo de Cartagena estaba recogiendo firmas mientras pertenecía o era militante del Partido Liberal por lo que fue sancionado por doble militancia y que en este caso Germán Vargas Lleras está haciendo lo mismo “usando arbitrariamente el mecanismo de recolección de firmas”.

El togado de la corporación electoral terminó diciendo que recoger firmas siendo el jefe natural de un partido “es una simulación que puede llevar a una defraudación al ciudadano que lo apoya. Nosotros tenemos un momento para juzgar la doble militancia cuando él se inscriba el candidato luego de que la Registraduría avale las firmas. Pero el CNE solo entrará a investigar esa situación, siempre y cuando, haya una solicitud formal de algún ciudadano para que se haga”.