Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co miércoles, 9 de octubre de 2019

Uribe agradeció de manera especial las palabras de apoyo pronunciadas por el presidente Iván Duque.

“Mi obsesión ha sido la verdad y la institucionalidad”, fueron las primeras palabras del expresidente y senador de la República, Álvaro Uribe Vélez, tras finalizar la indagatoria que desarrolló la Corte Suprema de Justicia por supuestos delitos de soborno y fraude procesal.

Uribe agradeció de manera especial las palabras de apoyo pronunciadas por el presidente Iván Duque, horas antes de que iniciara la indagatoria en su contra, y dijo que aprecia las palabras del mandatario, que le ha manifestado su amistada y su confianza.

Así mismo, el senador señaló que respeta la institucionalidad y el fuero de la Corte Suprema de Justicia para investigarlo en este caso.

“La circunstancia de que yo haya tenido discrepancias con algún grupo de magistrados nunca ha avanzado hasta el punto de desconocer las instituciones. A lo largo de este año he asistido a la justicia  cuantas veces he sido requerido a la Corte Suprema, a la Fiscalía”, agregó Uribe.

El senador señaló que el magistrado de la Sala de Instrucción de la Corte Suprema, César Reyes, que condujo la indagatoria, “procedió en el cumplimiento de su deber y creo que él debió percibir el respeto a la justicia y mi afán por la verdad”.

Así mismo, aseguró que prefiere las críticas que entrar a desafiar las instituciones, pese a que el Gobierno anterior inició una serie de acusaciones en contra de sus colaboradores, incluyendo el recordado debate que sobre este caso se desarrolló en el Congreso.

“En 2012 la Fiscalía me vincula a un proceso por unos videos de falsos testigos que llevó allí la persona que me acusa (Iván Cepeda). Por intermedio de mis abogados presentamos una denuncia contra esa persona a la Corte Suprema de Justicia, porque estaba probado que la ONG cercana a esa persona le pagó a la familia de la persona que se prestó para ser testigo falso, porque otro testigo, el señor Areiza, había dado una declaración en la cual decía que la persona que me acusa le había dado beneficios para acusar al Luis Alfredo Ramos, a mi hermano Santiago y a mí”, apuntó el líder del Centro Democrático.

Añadió que tras el asesinato de Areiza no faltó el medio de comunicación  que vinculara su foto a ese asesinato y por eso se vio obligado a pedir rectificación al respecto.

Uribe sostuvo que en 2014 recibió un informe sobre los dineros que el narcotráfico habría pagado a asesores políticos del Gobierno anterior  cercanos a los 12 millones de dólares para que hicieran un trámite a su favor, de los cuales 2 millones habrían pasado a la campaña de Juan Manuel Santos. Añadió que esto fue tapado con el escándalo del ‘hacker’ y robarle las elecciones a Óscar Iván Zuluaga.

“Lo único que yo he querido es que la Corte investigue, que la Corte concluya, pero han concluido en esa indagatoria lo contrario, que yo allegué pruebas y testigos para inducir a la Corte a error. Aquel día que me notificaron de esa indagatoria, en una conversación con mi señora llegamos a la conclusión que no debía presentarme al Senado, me daba pena, y además dedicarme a la defensa”, agregó Uribe.

El senador señaló que por este motivo fue que presentó la carta inicial de retiro al Senado, pero que tomó la decisión de retirarla, luego de que el exmagistrado Jorge Luis Barceló declarara en los medios de comunicación que se retiraba para escabullirse de la justicia, acción que según el expresidente, no puede realizar un togado.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.