Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Johan Chiquiza Nonsoque - jchiquiza@larepublica.com.co miércoles, 10 de julio de 2019

Guillermo Botero confirmó las decisiones frente a los tres generales implicados

lo largo de la semana, el Ministerio de Defensa estuvo en la mira de la opinión pública a causa de presuntos casos de corrupción que se dieron a conocer y que involucraban a tres miembros del Ejército Nacional: Adelmo Fajardo, segundo comandante; Jorge Romero Pinzón, comandante de Acción Integral; y Eduardo Quirós, quien hacía parte del comando de apoyo de contrainteligencia del Ejército.

Con respecto a esta situación, ayer, el jefe de la cartera de Defensa, Guillermo Botero, anunció las medidas que recaerían sobre cada uno de los implicados: a Fajardo se le otorgaron las vacaciones que solicitó para preparar su defensa, a Quirós se le confirmó el traslado a otra dependencia del Ejército mientras se esclarece su situación y a Romero se le confirmó el llamado a calificar servicios.

Sin embargo, esta nueva polémica que envuelve al Mindefensa, no necesariamente implicaría el renacimiento de la moción de censura, puesto que habría que comprobarse inicialmente si este caso de corrupción se dio a partir de un incumplimiento de las funciones de Botero, de acuerdo con las aclaraciones del abogado constitucionalista Juan Manuel Charry.

“Si bien en principio no procede la moción de censura, habría que hacer una reflexión diferente que es sobre la renuncia de los funcionarios públicos cuando suceden hechos que no deberían pasar en sus carteras”, señaló el experto, aclarando que este tipo de decisiones ya son meramente personales, autónomas y libres.

Por su parte, Hernán Olano, director del Centro de Ética de la Universidad La Gran Colombia, apuntó a que no se trata de un problema solamente de una eventual moción de censura hacia el Ministro, sino de un lío de ética al interior de las Fuerzas Militares.

A raíz de esto, Olano destacó que “sumado a todas las intervenciones anteriores del Ministro, que han sido bastante desafortunadas, no hay contundencia en cuanto a lo que debe ser precisamente el espíritu de unidad en torno a la transparencia del Ejército”, motivo por el cual agregó que una moción de censura por parte del Congreso sería un mensaje importante de esta rama.

Precisamente lo que resalta Olano es lo que se podría considerar como la mala hora del Ministerio. Pues a Botero, le ha tocado enfrentar varios problemas entre los que están los asesinatos a líderes sociales, los atentados a oleoductos por parte del ELN, los presuntos casos de corrupción del Ejército y por si fuera poco responder por la mala imagen del sector.

Hoy el Mindefensa cuenta con la desaprobación de 17% de la población según la más reciente encuesta de Gallup, las Fuerzas Militares subieron de 22% a 29% en desaprobación y este mismo indicador en la Policía es de 50%.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.