Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ripe martes, 6 de mayo de 2014

El banco estadounidense tendrá que pagar US$5.000 millones por haber incumplido la regulación en más de 80 salidas a bolsa en EE.UU., entre las que se incluyen las de Facebook y Yelp.

Morgan Stanley es acusada por haber cometido irregularidades en la venta de acciones a clientes minoristas desde febrero de 2012 hasta mayo de 2013, en la cobertura de 83 opv (oferta pública de venta de acciones), entre las que se incluían las de Facebook y Yelp.

El regulador financiero estadounidense, (Finra por sus siglas en inglés) acusa a la firma bancaria de no haber realizado los procedimientos y formar a su personal de ventas de forma adecuada para distinguir entre “indicaciones de interés” y “ofertas condicionales” en las solicitudes de sus potenciales inversores.

El vicepresidente de la Finra, Brad Bennett, ha señalado que “los clientes deben entender cuándo entran en un contrato de compra de acciones”. “No debe haber ninguna ambiguedad en las obligaciones del cliente dadas las diferencias legales significantes entre una ‘indicación de interés’ y una oferta condicional’ de compra”, ha señalado.

El regulador explica que las empresas podían solicitar indicaciones de interés no vinculantes antes de la fecha inicial de registro, que sólo se transformaría en un compra de acciones si es confirmada con el inversor después.

Asimismo, las firmas de correduría también podrían solicitar “ofertas condicionales de compra”, que se convertirían en un operación vinculante después de la fecha de registro si el inversor no interviene para revocar la oferta condicional antes de la empresa la acepte.

Las acciones de Morgan Stanley encajan la multimillonaria multa con descensos superiores a 1% en la media sesión de este martes en Wall Street.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.