Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Jairo Soto Hernández

miércoles, 20 de julio de 2016

“Tito Livio Caldas era abogado, politólogo, editor y empresario. Su vida fue una conjunción de actividades intelectuales y de talento práctico. La historia lo recordará como uno de los más destacados editores jurídicos hispanohablantes”, señala un comunicado enlazado por Legis desde el portal AmbitoJuridico.com, gestado por él mismo.

“Además de su larga vida editorial, fue reconocido como un librepensador, empresario y político, lo que le valió las máximas condecoraciones del Gobierno y del Congreso de la República, como la Orden de Boyacá, en el Grado de Gran Cruz; el Libro de Plata, máxima distinción del sector editorial para reconocer la vida y obra de un editor, y la Orden del Congreso de Colombia en el Grado de Gran Caballero”, recoge el comunicado del portal web.

Livio Caldas nos deja como legado varias de sus obras jurídicas, entre las que se destacan Régimen legal de la industria en Colombia, en asocio de Alberto Silva; Régimen laboral colombiano (coautor y director editorial); Legislación económica Ltda.; Industria editorial, cultura y desarrollo en Colombia; Formación de parejas de amor: pacto civil de convivencia; El sistema parlamentario (coautor y director editorial); Sociedades agrarias de transformación; Manual de ateología y Diccionario de los delitos penales vigentes en Colombia. 

Estas fueron unas de las palabras que escribió Tito Livio Caldas al final de su vida: “A pesar de los dolores que frecuentemente proporciona la vida, hoy, a mis ochenta y pico años, estoy realmente satisfecho con los éxitos alcanzados y los esfuerzos cumplidos y, lo que es más importante, con el grado de cultura racionalista, liberal y democrática al que creo haber llegado”.

*Con información de Colprensa.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.