María Liliana Hernández Martes, 8 de mayo de 2012

Desde hace más de un (1) año vienen suspendidos los términos para la radicación de propuestas de contratos de concesión, lo cual ha causado inseguridad jurídica para los inversiones nacionales y extranjeros y atrasos en el desarrollo de proyectos mineros.

A pesar de todos los anuncios que se vienen dando desde la expedición del Decreto 4134 del 3 de noviembre de 2011, que creó la Agencia Nacional de Minería – ANM, y dado que esa misma norma había previsto que a los seis (6) meses siguientes a su expedición, es decir, al 3 de mayo de 2012, entraría en operación la Agencia, no veo que ello pueda suceder hasta el momento Esto dado que no se conoce quien será su Presidente, pues hasta ahora lo que tenemos es al Viceministro de Minas encargado de dicha posición, falta la incorporación de los funcionarios a su planta de personal, transferirse los procesos judiciales del SGC a la nueva ANM, y que según el Decreto mencionado debía surtirse dentro de los seis (6) meses, es decir al 3 de mayo del año en curso.

Tampoco se conoce donde será su domicilio en la ciudad de Bogotá, pues no se tiene idea de la dirección de las oficinas donde operará esta nueva Agencia, Llama la atención que el Gobierno a través de la Agencia Nacional Minera, y en aras de cumplir los plazos contemplados en el Decreto de creación a la fecha 2 de mayo de 2012, expida varias Resoluciones el mismo 2 de mayo cuyo objeto no es entrar a operar la Agencia, sino continuar con el proyecto de descongestión de expedientes que ya estaban delegados a ciertas Gobernaciones como son las de Caldas, Cesar, Norte de Santander, Antioquia y Boyacá, que luego de revisiones hechas al interior del Ministerio a través de la Dirección de Minas, motivaron a que luego de encontrarse que a la fecha el estado de avance el Plan de Descongestión de Expedientes se encuentra en un 41%, es más expedito que las administraciones regionales y el Servicio Geológico Colombiano finalicen dichos proceso.

De esta manera la recomendación que se hizo y adoptó fue extender por seis (6) meses más la delegación de funciones para que dichas administraciones en cabeza de las Gobernaciones y el Servicio Geológico Colombiano, finalicen las actividades programadas dentro del Plan de Descongestión en curso, sin que ello de manera alguna signifique que la ANM haya entrado en operación pues no está completa su estructura para operar.

El 3 de mayo se expidió la Resolución No. 0922 a través de la cual el Ministerio de Minas Energía establece la planta de personal de la Agencia Nacional Minera. La incorporación de los funcionarios a la misma y tal como lo dispone el mismo Decreto se hará dentro de los treinta (30) días calendario contados a partir del 3 de mayo, fecha de publicación de la Resolución. Se entiende entonces, que sólo hasta el 3 de junio de este año se contaría con la planta de personal que permitirá entrar en operación a la Agencia Nacional Minera.

De otra parte, se ha prorrogado la suspensión de términos por tres (3) meses más, tal como lo establece la Resolución No. 0006 del 2 de mayo de 2012, para radicarse propuestas de contrato de concesión, dejando por fuera las solicitudes de legalización de minería de hecho y autorizaciones temporales, lo cual muestra que las condiciones para entrar en funcionamiento la Agencia Nacional Minera no están dadas y mientras se organiza como una verdadera Agencia Estatal con la incorporación de todo su personal, Vicepresidente y Presidente, subrogación de contratos, asignación de bienes y activos, transferencia de procesos judiciales entre otros, no creo que sea posible hablar de la entrada en operación y funcionamiento de la Agencia.,Es de esperar que en el segundo semestre del año podamos tener más claridad sobre la puesta en marcha de esta Agencia que tanto necesita el país, y que esperan con tanta expectativa los mineros de bien para iniciar y continuar con el desarrollo de sus proyectos.

Antecedentes
Son muchas las expectativas que se tienen en el sector con la entrada en operación de la ANM. Desde hace más de un (1) año vienen suspendidos los términos para la radicación de propuestas de contratos de concesión, lo cual ha causado inseguridad jurídica para los inversiones nacionales y extranjeros y atrasos en el desarrollo de proyectos mineros.