Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Gerson Beltrán Franco - gbeltran@larepublica.com.co miércoles, 26 de octubre de 2016

El jefe del equipo negociador del Gobierno, Juan Camilo Restrepo, indicó que “ha aceptado este difícil desafío con entusiasmo, con la mejor voluntad y con la esperanza de poder prestar un concurso a ese gran propósito nacional que es la búsqueda negociada de la paz ”. Sin embargo, la mesa no se establecerá hasta que se libere al excongresista, Odín Sánchez.

Hernán Olano, director del departamento de humanidades de la Universidad de la Sabana, indicó que ve este diálogo con mucha esperanza, sobre todo porque el origen del ELN como grupo es campesino y con el análisis que realizó Restrepo acerca del déficit que tiene el acuerdo final de Cartagena en cuanto a la aplicación del punto uno sobre régimen agrario facilitará el diálogo con este nuevo grupo en Quito. 

“El exministro es consciente de que el origen de los conflictos colombianos tienen que ver con el abandono del agro.  Pero no se puede olvidar que a este grupo guerrillero se unieron las necesidades de origen universitario, lo que complicaría la negociación de algunos puntos”, resaltó Olano.

El Director además afirmó que este es un proceso más esperanzador ya que se pueden enmendar los errores que tenía el acuerdo final con las Farc. Ahora, aclaró que hay sectores que dicen que este debe ser un acuerdo mejorado , de donde se podrían mirar qué instituciones son a aplicables al ELN.

En otro escenario hay quienes consideran que los resultados del plebiscito el pasado 2 de octubre podrían ser claves en este proceso.

Al menos así lo considera Cristián Rojas, analista político, quien manifestó que “se espera que sea una negociación más dura porque precisamente la negociación con las Farc llegó a un punto que no tuvo el apoyo popular, se supondría que el proceso sea más exigente, lo que quiere decir que no van a llegar con la misma fuerza que llegó las Farc, sino que tendrán que partir de márgenes más estrechos, de excluir unas ambiciones con las que hubiera llegado el ELN si hubiera ganado el Sí”.

Finalmente, podría existir una posición más flexible debido a que al ELN se le hicieron unas exenciones que no se le hicieron a las Farc, como por ejemplo, se señaló que no se iba negociar hasta que no se liberaran a todos los secuestrados, no obstante, esa exigencia se retiró días después.  “Se ve que el Gobierno está dispuesto a hacer más concesiones que las planteadas”, señaló Rojas.

Las opiniones

Hernán Olano
Director del Departamento de Humanidades Universidad de la Sabana  
 
“El origen de los conflictos colombianos se dan en el abandono del agro en el país y el jefe negociador del gobierno es consciente de eso debido a su experiencia como ministro de Agricultura y de Hacienda”.  

Cristián Rojas
Analista político

“Este proceso será más duro porque precisamente la negociación con las Farc llegó a un punto en el que no tuvo el apoyo popular. Se supondría que la negociación sea más exigente y no lleguen con fuerza”.    

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.