Esteban Guerra - hguerra@larepublica.com.co Jueves, 29 de marzo de 2012

En medio de la pelea desatada por una serie de demandas impulsadas por Alange Energy en contra de la publicación web Primera Página, Héctor Hernández, director del portal, salió a defender la labor del ejercicio periodístico en el país.

Desde 2009, cuenta Hernández, la petrolera Alange Energy comenzó una campaña en la que ha pretendido 'amedrentar el medio' con demandas interpuestas en Bogotá, Miami (EE.UU) y en Ontario (Canadá) en contra del editor del medio.

¿Cómo comienza la pelea entre la petrolera y Primera Página?
Todo este lío comenzó en el 2009, pero se intensificó el año pasado. Al principio comenzaron demandando a nuestro editor, Héctor Mario Rodríguez, en Miami y en Canadá.Nosotros no hicimos caso de ninguna de esas supuestas demandas porque nunca nos llegaron documentos oficiales citándonos a algún estrado, solo llegaban fotocopias con las que pretendían amedrentarnos.

Desde el año pasado y al ver que nosotros seguimos publicando nuestra información normalmente, decidieron interponer demandas en el país, ninguna de ellas ha prosperado. Es la hora que yo me pregunto: ¿por qué nos atacan de esa manera?, ¿qué malo hicimos?.

¿Pero específicamente por qué se dieron esas demandas?
Resulta que Alange Energy produjo unos reportes en su momento donde reflejaba las reservas que poseían y posteriormente salieron a dar otros reportes. Si uno como periodista ve eso, pues lo que tiene que hacer es decir que cambiaron los reportes, nada más. A raíz de eso, obviamente, hubo crisis en la compañía y el precio de la acción cayó, pero eso no se da porque lo haya dicho Primera Página, sino porque el mercado no es bobo, los analistas no se dejan engañar.

¿Las demandas fueron solo contra Primera Página?
Sí y me parece extraño. Nosotros publicamos la información relevante de la compañía, al igual que lo hicieron otros medios de comunicación y solo tomaron esas medidas en contra nuestra. Ahora, nosotros no contamos verdades a media, decimos lo bueno, lo malo y lo feo. Somos una vitrina de información que expone las diferentes posiciones de todos los temas que tratamos.

¿Han tenido contacto con los directivos de Alange Energy?
No, mí nunca me han llamado. Ellos nunca quisieron buscarnos para sentar el punto de vista que tenían. Nosotros somos un medio que no se deja de las presiones y que publica todo lo que sucede alrededor de las compañías.

¿Usted piensa que el trato que la compañía le ha dado al tema es el adecuado?
Ellos no supieron interactuar con la prensa, acabaron con las costumbres decentes de actuar bien en este país. En mi escritorio nunca hubo un derecho de réplica, ni una carta de aclaración, ni siquera una pidiendo rectificación. En este país hay gente que no respeta la labor que realiza la prensa. ¡Estamos en una democracia!

Este tema no es nuevo, le sucedió en El Espectador cuando el Grupo Grancolombiano decidió no pautar en el medio
Sí, ya estoy curtido en el tema. Pero lo que me inquieta es que en esa época los abogados del grupo respetaban y entendían el tema de los medios. En estos días, poniendo un ejemplo, yo no me alcanzo ni a imaginar que alguien tan serio como Luis Carlos Sarmiento demande a un medio. Gente así sí respeta la democracia.

¿Piensa tomar acciones legales en contra de Alange Energy?
Nosotros como periodistas no estamos para cazar peleas con las empresas y mucho menos para lucrarnos con dinero generado por las demandas.Si nos obligan a ir a los estrados judiciales, nos rodearemos de los mejores abogados y daremos la pelea. Ahora, si nuestros abogados nos dicen que Alange Energy cometió errores en contra nuestra, lo pensaremos muy seriamente.

¿Cómo seguirá de ahora en adelante Primera Página?
Seguiremos con nuestra labor, informando todo lo que pase.

¿Qué es Primera Página?
Es un sitio de internet que ofrece contenidos informativos en temas macroeconómicos, financieros, políticos, judiciales y de orden público.

Este portal lleva operando cerca de 12 años. Los contenidos del sitio se entregan por suscripción. Cuentan con alrededor de 150 clientes que en su mayoría pertenecen al sistema financiero del país. La página actualmente emplea directamente a 17 periodistas quienes se encargan de producir la información.