An employee holds a glass flask in the oncology research laboratory at the Bayer AG pharmaceutical division factory in Berlin, Germany, on Wednesday, March 20, 2019. Bayer reports earnings on April 25. Photographer: Krisztian Bocsi/Bloomberg

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José David Castilla martes, 21 de mayo de 2019

Superindustria ha realizado 18.558 verificaciones a pesas del nivel nacional

La comunidad científica cambió la forma de medición del kilo por primera vez en los últimos 130 años. Mediante una nueva fórmula, que deberá ser adoptada por Colombia, se creó un cambio que afectará, principalmente, los investigaciones científicas y técnicas sobre el peso.

Según los reportes de la Conferencia Internacional de Pesos y Medidas (ubicada en París), miembros de la comunidad científica utilizarán la constante de Max Planck para definir un kilogramo; cambiando el paradigma de medición que se basaba en un prototipo internacional de kilogramo. Este era un cilindro especial que custodiado en Saint Cloud, París.

El exsuperintendente de Industria y Comercio, Jairo Rubio, explicó que “en normativas internacionales, lo que se hace es una homologación y supervisión de las técnicas utilizadas para la medición de los kilos en Colombia”. También explicó que con esta nueva fórmula “únicamente se hace un cambio que no va a tener mayor impacto en el consumidor, ni en los distribuidores”.

Bajo el concepto de los analistas consultados, las grandes superficies comerciales y los pequeños distribuidores no se verán sometidos a un cambio de ningún tipo en los productos que se vendan.

LOS CONTRASTES

  • Gustavo Valbuena Exsuperintendente de Industria Y Comercio

    “Realmente lo que cambió es que, antes el kilo era un cilindro que estaba resguardado en París; ahora se utilizará una fórmula matemática que, si bien no afectará al consumidor, sí tiene importancia científica”.

  • Jairo Rubio Exsuperintendente de Industria y Comercio

    “Esta modificación constituye un tema de patrones que deben homologarse con las autoridades extranjeras, de allí que se establece la necesidad de que la metrología nacional se acomode a estos estándares”.

El delegado de Metrología Legal en la Superintendencia de Industria y Comercio, Jhon Jairo Malaver, aseguró que “un kilogramo seguirá siendo un kilogramo; con esta fórmula matemática no se cambiará la realidad de los consumidores o los productores a nivel nacional”.

En la industria donde sí se realizarán cambios es en la fabricación, medición y ensamblaje de pesas.

El delegado también informó que la Superintendencia de Industria y Comercio viene adelantando una gestión para ampliar su cobertura en la investigación sobre pesajes irregulares. Según datos de la entidad, en 2019 se han realizado 18.558 verificaciones, donde 92% se adecuan a la normativa actual.

Gustavo Valbuena, exsuperintendente de Industria y Comercio, resaltó que el verdadero aspecto que se tiene que tener en cuenta en esta noticia es el cambio en la definición del kilogramo. “Pasamos de observar un cilindro metálico que estaba resguardado en París, a tener una fórmula científica, basa en constantes”.

Aunque esta medida no tenga un efecto contundente en el consumidor, para Valbuena esta nueva definición permitirá al mercado “contar con elementos más precisos; lo que servirá en industrias donde la variación de microgramos sea fundamental, como, por ejemplo, la industria farmacéutica”.

Maychol Morales, responsable del laboratorio de presión del Instituto Nacional de Metrología explicó que con este cambio “nos basamos en una constante universal y liberamos la tecnología”.

Morales explicó que esta modificación metodológica le permitirá a la industria tener mayor precisión al nivel de los microgramos. Según el experto, esta nueva definición del kilogramo “permitirá que, en ciertos niveles, donde se necesita una mayor precisión de pesos, se tenga en cuenta una constante universal. Dos ejemplos que serán afectados directamente serán en la creación de medicamentos y en la medición de nanopartículas para la calidad del aire. Los efectos directos llegarán con el tiempo”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.