Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ana Bedoya Jimenez martes, 2 de octubre de 2012

En medio del proceso de modernización del notariado y la adopción de mecanismos de seguridad, la Superintendencia de Notariado y Registro aprobó la implementación del nuevo papel notarial que entró en vigencia el primero de octubre de 2012, el cual posee varias características de seguridad, pero su costo aumentó alrededor de 29,4%, es decir, cada trámite tendrá un incremento entre $500 y $600.

“Obviamente que este papel con las nuevas tecnologías que hay que aplicarle y los sistemas de seguridad, tiene un pequeño reajuste entre $500 y $600, pero que al final no es un costo sino una inversión, donde los beneficiados van a ser tanto los usuarios como la administración de justicia que se verá disminuida en cuanto a que no le van a llegar tantos casos de falsedad documentaria”, explicó Álvaro Rojas, presidente de la Unión Colegiada del Notariado Colombiano.

Lo que antes se hacía en un único papel notarial y tamaño oficio, ahora con el nuevo papel de seguridad se hará en tamaño carta y vendrá en tres colores. Azul, para impresión de escrituras públicas; rosado, para impresión de copias de escrituras públicas y amarillo para otras diligencias notariales.

En cuanto a los nuevos valores, tendrán que pagar por la hoja de protocolo $2.802 que antes era $2.160, eso significa un aumento de $642, es decir 29,7%. Para una hoja de copia simple pagará 17,2% más y por testimonio 41,5% lo que significa, $557.

Según la Unión Colegiada, la impresión de los papeles consta de dos partes, la primera, es aquella impresión fija para los textos, logos, fondos, diseños y demás atributos fijos en general y la segunda para la llamada impresión digital, en la cual se aplican los datos variables que hacen único un formato. También, aclaran que es un papel similar al papel moneda, los cuales tienen múltiples propiedades técnicas que permiten incrementar la seguridad de los documentos y, por ende, disminuir la posibilidad de falsificación y adulteración.

Al respecto, Eladio Jaimes, profesor de derecho del Politécnico Grancolombiano, dijo que la adopción del nuevo papel notarial en primer lugar contradice el postulado de que la administración de justicia es gratuita, segundo, va en contravía con el artículo 83 de la Carta Política que defiende el principio de la buena fe en todas las actuaciones de administración pública y tercero, evidencia un retroceso porque sería volver a lo que ya se había abandonado en aras de la agilización de los trámites.

No obstante, para Andrés Arango, gerente de Ospinas y Cía, todo lo que se dirija al control y la formalización está bien recibido, todo depende del buen servicio y de que las notarías adviertan del cambio. “Ya es una realidad, hay que incorporarlo dentro de nuestro oficio”, agregó.

La Superintendencia de Notariado y Registro, mediante Resolución No. 5910 del 3 de Julio de 2012, autorizó el cambio de tamaño oficio a carta del papel notarial, las actuaciones notariales y el otorgamiento de escrituras públicas.

Por otro lado, el Supernotariado, Jorge Enrique Vélez, respondió ante las críticas sobre la legalidad del aumento del costo del papel para el usuario diciendo que todas estos cambios en los papeles registrales son con el fin de darle seguridad al usuario en todos los procesos. “En todo el proceso de la Restitución de Tierras, nos dimos cuenta de que muchos de los documentos estaban falsificados, entonces nos vimos en la necesidad de implementar un proceso con mayor seguridad”, explicó y agregó que todos los documentos que ya están hechos con los antiguos papeles no tienen necesidad de cambiarse. “Este papel tiene todas las condiciones de seguridad, adicionalmente tiene el código de identificación de cada hoja con la fecha de producción. Lo más importante, es que el papel tiene lo que se denomina como moderno sistema de seguimiento, que permite que en cualquier parte del mundo a través de un teléfono celular, se pueda leer el código donde indique los datos más importantes del documento”, puntualizó Rojas.

Así mismo, la Unión Colegiada del Notariado Colombiano , explicó que para la producción y distribución del papel notarial, se suscribió contrato con el grupo Cadena S.A.

El director jurídico y administrativo de la Notaria 33, Gonzalo Espinel, aseguró que en este momento están en la consecución del papel y que todavía no lo han puesto en funcionamiento. “Asistimos a un taller donde se nos explicó todo lo que tiene que ver con el nuevo papel notarial, cómo utilizarlo y cómo implementar una campaña que adelantarán todas las notarias para hacerles ver a los usuarios la necesidad y la seguridad que brinda”. De la misma manera, Rojas aclaró que existe un plazo de tres meses para que las notarías de todo el país empiecen a utilizar el nuevo papel hasta que se agote las existencias del anterior.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.