Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

josé francisco mafla - jmafla@bu.com.co viernes, 23 de noviembre de 2012

Algunas de las oportunidades para Colombia y los operadores económicos colombianos ofrecidas por el Acuerdo Comercial son las siguientes:

• Acceso al mercado más grande del mundo. Para bienes industriales, incluida la pesca, el 100% las exportaciones colombianas tendrán arancel 0 a la UE desde el primer día de la entrada en vigor del Acuerdo Comercial. Para los bienes agrícolas, más sensibles para ambas Partes, se ha fijado un cronograma de liberalización con plazos que llegan hasta los 15 años, sin liberalizar completamente todos los productos (por ejemplo, se excluye de la liberalización productos sensibles para Colombia como carne de cerdo, arroz, maíz y avicultura). Colombia logró, en productos muy importantes, notables resultados en banano, azúcar, y carne de bovino.

• Posibilidad de diversificar productos y que Colombia exporte productos de mayor valor agregado, así como diversificar mercados. El 98% de las exportaciones colombianas están concentradas en 10 mercados europeos dejando un lado oportunidades de negocio en otros 17 países.  

• Impulso a importaciones de licores, vehículos, autopartes, químicos, maquinaria y equipo, ofreciendo mejores precios y mayores opciones para los productores y consumidores colombianos.

• Estímulo de exportaciones de servicios profesionales, “call centers”, telemedicina, procesamiento de datos e importaciones de servicios ambientales, informáticos, entre otros.

• Mayor competencia en servicios marítimos, financieros y de telecomunicaciones.

• Los flujos de inversión entre la UE y Colombia se promoverán dados los compromisos de estabilidad, transparencia y protección de las inversiones que ofrece el Acuerdo Comercial.

• Fomento de la inversión extranjera de la UE en minería responsable, comercio, sector financiero, entre otros, y condiciones de protección de las inversiones colombianas en la UE.

• Disposiciones en compras públicas que permiten a las empresas colombianas contar con procedimientos transparentes y no discriminatorios en los procesos de contratación de las entidades públicas de todos los niveles gubernamentales en la UE, logrando un acceso preferencial a un mercado de USD 485 billones en contratación pública.

A diferencia del Sistema General de Preferencias, este Acuerdo Comercial, al tratarse de un compromiso recíproco internacional, genera un marco legal  novedoso y estable, el cual facilitará la realización de planes de negocio y proyectos de inversión de mayor duración. Además, se espera que con este Acuerdo  Comercial se presente un aumento en la inversión extranjera, una mayor competitividad en la oferta de bienes y servicios, oportunidades de negocio más seguras y mejores empleos. El Acuerdo cobra aún mayor relevancia, cuando en estos momentos, la UE acaba de redefinir su Reglamento del Sistema de Preferencias Generalizadas y Colombia a partir del 2014  no se beneficiaría de este sistema de preferencias al haber alcanzado unos niveles de desarrollo importantes.   

Asimismo, cabe destacar que este Acuerdo Comercial no sólo fortalece las relaciones comerciales entre las Partes, sino que contribuye al respeto de los derechos humanos y de los principios democráticos, la lucha contra la pobreza, la conservación del medioambiente y el desarrollo sostenible. En efecto, la importancia que este Acuerdo Comercial otorga a los principios democráticos y los derechos humanos fundamentales enunciados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, así como a los principios que sustentan el Estado de Derecho queda plasmada en que cualquier violación de éstos por una Parte puede ser invocado por la otra Parte para suspender parcial o totalmente el Acuerdo Comercial, o incluso darlo por terminado sin necesidad de ninguna consulta previa.

¿Cuándo entra a regir?

En este momento, el Acuerdo Comercial se encuentra pendiente de ratificación por parte de los 27 Estados Miembros de la UE, al igual que por Colombia. Sin embargo, dado que este proceso podría tomar cierto tiempo, se ha utilizado el mecanismo de la aplicación provisional para que tanto Colombia como la UE puedan comenzar a disfrutar los correspondientes beneficios. El Acuerdo Comercial fue firmado en junio del presente año y será aplicado provisionalmente una vez el Parlamento Europeo dé su consentimiento y se surta el procedimiento correspondiente en Colombia.  Se estima que entrará a regir provisionalmente durante el primer trimestre del 2013.
 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.