Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Andrea del Pilar Mancera - amancera@larepublica.com.co Jueves, 20 de septiembre de 2012

Antes de que se venciera el plazo de 48 horas que tenía para rectificar su posición frente al aborto y la píldora del día después, el Procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez, acató la orden de la Corte Constitucional.

“Fui más allá de lo pedido por la Corte”, estas fueron las palabras del Procurador.

Desde ya el procurador alista un incidente de nulidad en contra de la sentencia de la Corte Constitucional, ante la sala plena de esa corporación.

De la misma manera, Ordóñez ratificó en sus cargos a las procuradoras Ilba Miriam Hoyos y a María Eugenia Carreño.

De acuerdo con lo manifestado por el jefe del Ministerio Público, conforme al numeral tercero del fallo de la Corte, Ordóñez explicó que la expresión “campañas masivas del aborto como derecho”, contenida en el comunicado de prensa del 21 de octubre de 2009 debe entenderse como “campañas masivas de promisión de los derechos sexuales y reproductivos”, como lo exigía el fallo de la Corte Constitucional. De otro lado, y respecto al numeral cuarto de la decisión del alto tribunal, Ordóñez dijo: “me permito aclarar que las declaraciones ofrecidas el 7 de diciembre de 2009 al diario El Espectador, no son la posición oficial de la Procuraduría, porque no goza de las formalidades propias que le den ese carácter”.

Ordóñez añadió que pese a lo anterior y en palabras de la Corte Constitucional de la Procuraduría debe ser: “en Colombia la anticoncepción oral de emergencia no tiene carácter abortivo, sino anticonceptivo, su uso no está restringido a las hipótesis despenalizadas de aborto, las mujeres que hacen uso de ella fuera de las causales despenalizadas de aborto no incurren, en ningún caso, en el delito de aborto, y hace parte de los servicios de salud reproductiva que las mujeres colombianas pueden libremente elegir”. Las anteriores manifestaciones las hizo el procurador en cumplimiento de la orden impartida por la sentencia T-627 de 2012 y sin perjuicio de un incidente de nulidad. Ordóñez leyó un comunicado a la letra:

Dentro del marco jurídico que establece el Estado de Derecho colombiano y en condición de procurador general de la Nación procedo a dar cumplimiento de la sentencia T-627 de 10 de agosto de 2012, en atención al profundo respeto que profeso a la institucionalidad y acatamiento debido de las decisiones judiciales, en los siguientes términos: 1. Conforme al numeral tercero de la parte resolutiva de dicho fallo, explico que la expresión «campañas masivas de promoción del aborto como derecho», contenida en el comunicado de prensa de 21 de octubre de 2009, debe entenderse como «campañas masivas de promoción de los derechos sexuales y reproductivos», de acuerdo con la nota n.o 56, página 180, de la parte considerativa del fallo de tutela.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.