Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Juan Manuel Galán lunes, 13 de enero de 2014

La corrupción ha estado presente en la financiación de campañas políticas en Colombia. Prácticas delictivas como la compra de votos, acuerdos con grupos al margen de la ley y la financiación de campañas a través de dineros ilícitos, han sido utilizadas por dirigentes políticos para obtener poder en la toma de decisiones del país. 

Así, organizaciones como la Misión de Observación Electoral MOE, Indepaz y la Corporación Nuevo Arco Iris han denunciado que desde 1995, más de 140 congresistas han sido investigados por hechos relacionados con parapolítica, tráfico de influencias, detrimento patrimonial, participación en contratación estatal, entre otros; por lo que hoy día, nuestro Congreso se encuentra en una profunda crisis de legitimidad. 

Estos hechos, imponen una indelegable responsabilidad para las elecciones de 2014: el de mantenernos vigilantes para que no se repitan estas prácticas espúreas y el de levantar la voz para denunciarlas. En otras palabras, la percepción de que el Congreso de la República es ilegitimo, más allá de aumentar nuestro pesimismo y el desinterés en participar, debe ser un motor de conciencia sobre la importancia del aporte de cada colombiano y la necesidad de que nos convirtamos en dueños de nuestro destino político y consientes de un voto responsable. 

Con esta misma claridad, la misión de observación electoral MOE, creo el portal Web www.pilasconelvoto.com para que los ciudadanos denuncien irregularidades electorales como financiación ilícita de campañas, candidatos que no cumplen con el perfil necesario, pactos o acuerdos con grupos armados ilegales, actividades de narcotráfico, o la utilización de violencia en las elecciones en cada municipio y departamento de Colombia. 

Esta herramienta, aporta una contribución para acabar con mafias oscuras y empresas electorales en el país, por lo que invito a cada ciudadano a ser parte de la renovación política y a denunciar prácticas delictivas entre los candidatos o en sus partidos, para que entre todos, logremos un Congreso de la República independiente que no esté atado a intereses particulares o ilícitos y que cuente con parlamentarios idóneos, que garanticen la solución de las necesidades de sus electores. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.