Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Julián Puentes Villanueva

jueves, 24 de abril de 2014

Con el registro, la empresa solicitante comenzará a distinguir servicios de publicidad, gestión de negocios comerciales, administración comercial y trabajos de oficina; comprendidos en la clase 35 de la Clasificación Internacional Niza.

Luego de que Worldwide radicó la solicitud, la empresa presentó dentro de los 30 días hábiles legales la oposición para detener el registro, su recurso se fundamentó en la causal de irregistrabilidad contenida en el literal a del Artículo 136 de la Decisión 486 de la Comisión de la Comunidad Andina.

Panamericana, por medio de su apoderado Luis Fernando Rincón Cuellar, abogado especialista en propiedad intelectual de la firma Rincón-Cuellar Asociados, indicó a la Superindustria que tenía legítimo interés para presentar el recurso porque la empresa ya era titular de la marca mixta Crearte, la cual distinguía servicios en la misma categoría 35 de Niza.

Rincón continuó con la oposición argumentando que entre las marcas en confrontación existían similitudes en el ámbito gramatical, fonético y gráfico.

Como tercer punto dentro del recurso presentado por Panamericana, el jurista aseguró que la marca sobre la cual se estaba presentando la oposición se encuadraba en los productos y servicios que ofrecía el signo registrado previamente, por lo que según el abogado, la SIC debería negar la solicitud ante la imposibilidad de registrar una marca similar en la misma clase.

También resaltó que permitir el registro de la marca Creare podría generar confusión e inducir a un error al consumidor ya que por la similitud que ambos signos compartían, existía una conexidad competitiva. 

En respuesta al recurso de oposición,  Worldwide Advisors argumentó que la marca registrada con anterioridad, estaba conformada con elementos gráficos suficientemente determinantes por su fortaleza visual para diferenciarla de manera contundente con la marca solicitada.

Andrés Felipe Rocha Laverde, abogado apoderado de la empresa solicitante, puntualizó en el hecho de que Panamericana estaba basando sus comparaciones de forma errónea “en consideración de que se trata de dos marcas mixtas en conflicto, pretender comparar de forma exclusiva  los elementos nominativos, es un sesgo que ha introducido el opositor”.

La apelación que presentó Panamericana en segunda instancia para revocar  la decisión de la SIC, se fundamentó en que se cumplían la preexistencia de un signo marcario, la identidad o semejanza con la marca solicitante y que la solicitud de marca contemplaba los mismos productos y servicios, los cuales eran fenómenos que exige el Artículo 136 para que sea irregistrable. 

A pesar de este último recurso utilizado por la oposición, la Superindustria resolvió el fallo a favor de Worldwide Advisors S.A.S., ya que consideró que aunque existía alguna semejanza ortográfica, esta no era suficiente para concluir que existiera similitud o identidad entre los signos confrontados capaces de generar riesgo de confusión o asociación.

La entidad agregó que el contenido semántico que conforma cada marca constituía un elemento diferenciador determinante al igual que sus criterios conceptuales.  

Antecedentes
Una de las librerías con mayor reconocimiento y alcance en el mercado nacional, nació en 1964 con la inauguración de su primer almacén en Bogotá.  Aunque Panamericana comenzó bajo el concepto de librería, más adelante incluyó en su portafolio productos escolares y de oficina y líneas como tecnología, decoración y juguetería. Panamericana decide ampliar sus almacenes en Bogotá y abre 23 tiendas, ya en 2006 decide realizar esta misma operación en 12 ciudades mas, actualmente cuentan con 35 tiendas y más de 1.700 empleados directos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.