Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El Colombiano miércoles, 27 de agosto de 2014

La millonaria financiación del postconflicto si tiene éxito el proceso de paz con la insurgencia y la prolongación de las negociaciones, son temas sensibles que preocupan y que todavía dejan preguntas sin respuestas para congresistas que siguen de cerca los diálogos. En reunión con el alto Comisionado de Paz, Sergio Jaramillo, senadores de la Comisión de Paz advirtieron que en el presupuesto del año 2015 no están apropiados suficientes recursos para iniciar el ambicioso proyecto de recuperación de regiones afectadas y programas de reparación y reconciliación.

El senador Roy Barreras, copresidente de la comisión, al salir de la sesión con el Comisionado, aseguró que “la paz no puede quedarse en la firma de un papel, sólo se tienen presupuestados $5 billones de los $20 billones estimados, es decir, cuatro veces la cifra que el Gobierno está manejando”. Tras 21 meses de diálogos en la mesa de negociación en La Habana y tres acuerdos parciales de cinco temas de la agenda, en la sesión surgió la preocupación por la financiación de los programas que se requerirían, tales como la reinserción de los guerrilleros, la recuperación de las regiones afectadas por el conflicto y el desminado humanitario.

Gobierno analiza recursos

Sergio Jaramillo garantizó que el Gobierno dispondrá de los recursos necesarios. “El compromiso que tiene el Gobierno es que todo lo acordado tendrá financiación”. Enfatizó en que “sobre esa base es que la delegación del Gobierno llega a acuerdos en Cuba”.

Ante las inquietudes de legisladores de regiones conflictivas, explicó que “estamos identificando estas tareas para comenzar a pensar en cómo vamos a construir la paz desde lo territorial”. Uno de los programas bandera del Gobierno, la Ley de Víctimas, refleja la magnitud del costo fiscal que ha asumido el Estado con el argumento de que cuesta menos financiar el posconflicto que seguir en la guerra. Según los cálculos del Ministerio de Hacienda, en la reparación de más de 6 millones de víctimas se invertirán más de $40 billones en los próximos 10 años.

Según un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y el Centro de Recursos de Análisis de Conflictos, cada año el conflicto cuesta cuatro puntos porcentuales del Producto Interno Bruto. El estudio concluye que en paz, la tasa de crecimiento podría llegar a 8,7% en lugar de 4,3% alcanzado en 2013.

En defensa de la negociación por el fin del conflicto, el presidente Santos dijo durante su campaña a la reelección que creciendo al 5,5% se generarían 650.000 nuevos empleos al año y se bajaría el desempleo a 5%.

“Si llegamos al final del conflicto vamos a poder multiplicar la inversión social”, reiteró el mandatario en Pasto mientras entregaba obras de acueductos.Varias veces Santos ha enfatizado que la insurgencia obliga al Estado a gastar en defensa casi $28 billones este año.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.