Taty Pineda Acuña - tpineda@larepublica.com.co Viernes, 29 de junio de 2018

El nuevo congreso tendrá dos bandos tan claros como en las presidenciales.

El proyecto de reglamentación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) fue uno de los temas más álgidos de debate en el Congreso y por poco queda paralizado y sin ruta para continuar con la garantías de la paz que se firmaron entre el Gobierno y la guerrilla de las Farc.

Sin embargo, finalmente la bancada del Centro Democrático logró reglamentar con los líderes del Gobierno saliente, dos cambios fundamentales: se le quitó cualquier facultad a la JEP para practicar pruebas en casos de extradición, y se ordenó congelar todos los procesos de las Fuerzas Militares hasta que el Congreso, vía reforma constitucional, cree una sala especial dentro de la JEP con nuevos magistrados para que haya un proceso de juzgamiento diferencial y único.

Teniendo más claro el panorama de paz, por lo menos en cuanto al procedimiento de la JEP, el nuevo Congreso de la República, que se posesionará el próximo 20 de julio, queda con importantes temas que ya no se alcanzaron a legislar en este periodo del Gobierno saliente.

Algunos de estos temas son: la creación de un catastro para predios rurales, regular el tratamiento a los dueños de cultivos ilícitos, la vigencia del proyecto de reforma constitucional que crea 16 circunscripciones o curules de paz en la Cámara de Representantes, el proyecto de eliminación de los tres ceros, y vencer el ausentismo que se espera que la nueva posición del Consejo de Estado sobre la pérdida de investidura evite que los congresistas se sigan ausentando de las sesiones.

Para Yann Basset, director del Observatorio de Representación Política de la Universidad del Rosario, para la aprobación y radicación de los nuevos proyectos del Congreso 2018 – 2022, la izquierda tendrá una gran importancia, teniendo en cuenta los votos que logró el excandidato presidencial Gustavo Petro.

“El nuevo Congreso va a tener un funcionamiento con líneas de división muy claras entre los dos sectores. Será un Congreso más polarizado, significa que habrá una clara mayoría y una oposición que no será pequeña y será capaz de hacer control político”, dijo el experto.

Por el lado de algunos otros partidos, como Cambio Radical, el trabajo se concentrará en algunos reparos puntuales, especialmente en lo relacionado con los asuntos de justicia.

Algunos de los proyectos que deberán seguir y que ya estaban radicados (2017-2018) acogen la amnistía servicio militar, el código disciplinario, seguridad alimentaria, y Cormacarena; otro tema que estará en la mira es el acuerdo con el ELN.

“Duque debe aprender de la historia, si rompe el proceso de paz con el ELN, reduce a la JEP, e impide la participación de los líderes de las Farc” expresó León Valencia, director Paz y Reconciliación.