Colprensa Martes, 20 de agosto de 2013

Partiendo de la tesis de que la paz en Colombia se construye desde las regiones, el investigador del Centro de Investigación y Educación Popular (Cinep), Víctor Barrera, afirma que la paz también debe negociarse con los líderes y las élites políticas regionales.

Barrera sostiene que dado que “cada región de Colombia tiene sus propias dinámicas”, es necesario que la construcción de paz se localice para ir solucionando los conflicto sociales de una forma más cercana a la población. 
 
El investigador afirma además que construir la paz desde las regiones ayuda a que consigan resultados concretos y tangibles para la población. También facilitaría la acción política de los excombatientes haciendo que le tomen confianza a la legalidad y así no vuelvan a las armas. 
 
Sin embargo, para él, este modelo de construcción representa grandes retos para la sociedad colombiana, por cuenta de las élites políticas regionales y locales. El investigador es consciente de que en muchas regiones del país hay élites que dominan la política y se benefician de mantener el Statu Quo. 
 
Barrera afirma que “los integrantes de estas élites políticas en los pueblos y las regiones no quieren que los actores armados se integren a la política, porque esto pondría en peligro su hegemonía en el poder”. 
 
Para el investigador existen muchos políticos, especialmente en las regiones, que hacen uso de la guerra para mantener sus carreras y permanecer en las posiciones de poder, razón por la cual considera que luchar con esa capitalización política de la guerra es muy difícil, ya que estas personas ostentan mucho poder en sus regiones. 
 
La opción que propone entonces es negociar con todos ellos para que se convenzan de que “en términos políticos y económicos, la paz es más rentable que la guerra”. Para él, si no se logra negociar el poder con líderes regionales, va a ser difícil ofrecer garantías políticas para quienes se desmovilicen de la guerra, porque pueden surgir nuevas confrontaciones con “los dueños del poder local”.  “A nivel nacional se critica mucho que hay políticos que ahora se aprovechan de la paz para darle un impulso a sus carreras”, afirmó Barrera, quien agregó que, por el contrario, “hay que trabajar con estos políticos para así seguir impulsando la construcción de paz en la política”.