Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co Lunes, 3 de septiembre de 2012

Dos empresas de tecnología, una colombiana, PC Smart y otra multinacional, Hewlett Packar (HP), entraron en una cerrada disputa por los derechos de registro de la marca Touch Smart, que promete ir para largo, porque ninguno quiere renunciar a ella, y que definirá el Consejo de Estado.

La historia de este enfrentamiento entre estos ‘titanes’ de la tecnología, se inicia en diciembre de 2010, año en el que la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), le otorga a HP los derechos sobre la marca HP Touch Smart. Sin embargo, según directivos de PC Smart, ellos ya tenían registrada y entregada por la misma SIC desde 2009 la marca Touch Smart, por lo que, a juicio de la empresa colombiana, la SIC no debió entregar a HP dichos derechos. “PC tiene cuatro registros marcarios. Los primeros dos fueron nominativos otorgados en 2009, que nos da el derecho exclusivo de la marca y luego se hicieron dos registros adicionales sobre la misma marca.

Con esto, la conducta comercial de HP es reprochable al tramitar una marca sabiendo que ya estaba otorgada. Y dos, es un hecho grave que la SIC entregara otro registro sobre una marca idéntica. Para nosotros es un caso de negligencia porque no cumplió la obligación de hacer un cotejo marcario para descartar similitudes en las marcas, como lo exige la norma. La SIC debió negar esa solicitud porque las marcas son casi idénticas”, sostiene, Santiago Mora, abogado socio de la firma Moragudelo Asociados, y representante de PC Smart en este caso. Touch y smart son términos aplicados a productos de tecnología y específicamente a tabletas que comercializan dichas empresas.

El superintendente Delegado para la Propiedad Industrial, José Luis Londoño, señaló que se concedió primero la marca Touch Smart a la firma PC Smart y luego a Hewlett Packar, HP Touch Smart, pero aclara que antes de otorgarse esta última se publicó en la gaceta y no se presentó ninguna oposición a ello. Sin embargo señaló que antes de tomar la decisión recibieron una solicitud de HP en la que señala que la expresión touch smart es descriptiva o genérica por lo que la multinacional no pretendía un derecho sobre la palabra y para ello aportó una serie de pruebas en las que señala que el término es una característica o cualidad de un instrumento tecnológico.

“El argumento para conceder la segunda marca es que el término en el que coinciden no es de apropiación exclusiva. Al encontrar eso y que además en la marca se incluye el término HP, se consideró que no existe un riesgo de confusión entre las marcas HP Touch Smart y Touch Smart de PC Smart”, señaló el directivo. Sin embargo HP lleva también su propio proceso y ante el Consejo de Estado interpuso demandas de nulidad contra la resolución de la SIC que le otorgó a la firma colombiana el derecho de uso de la marca Touch Smart, por considerar que los términos son descriptivos o genéricos y no pueden ser entregados en propiedad. A su turno Mora señaló que también interpusieron una demanda de nulidad, contra la resolución de la Superintendencia que entregó el registro de marca a la multinacional por autorizar dos casi idénticas.

“Los alegatos de las dos empresas son muy fuertes y será el Consejo de Estado el que decida quién tiene la razón en este caso”, dijo Londoño. Ante los argumentos que indican que se trata de términos descriptivos que no pueden ser dados en propiedad, el abogado de PC Smart, señala que esa tesis no es válidas porque si fueran descriptivos la marca hubiera sido rechazada en los demás países donde ya la tienen registrada y que como efecto de ello, le fue negada a HP cuando intentó registrarla. “Touch Smart no es descriptiva, es distintiva y por ello se ha podido registrada en otros países. No se discute que los términos touch y smart de manera independiente sí puedan ser genéricos o descriptivos para hacer referencia a un producto de tecnología. Pero hay jurisprudencia que dice que dos palabras de uso común juntos, como éstos, pueden generar una marca distintiva”, agregó Mora.

José Luis Londoño
Superintendente delegado para la propiedad industrial

El Consejo de Estado será la instancia que definirá cuál de las partes en este caso tiene la razón, que se centra en los derechos del registro sobre la marca Touch Smart que la disputan la multinacional HP y la firma colombiana PC Smart.