Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Colprensa

jueves, 27 de marzo de 2014

El representante de la Procuraduría General de la Nación solicitó al juez 33 de Conocimiento no cobijar con medida de aseguramiento al ex presidente de la comisionista Interbolsa, Álvaro Tirado, y a dos exmiembros del Comité de Riesgo de la compañía, Luis Fernando Restrepo y Álvaro Andrés Cámaro, por el escándalo de la corredora.

En su intervención, el delegado del ministerio público explicó que la Fiscalía no acreditó la necesidad de la medida en contra de los exdirectivos por lo cual no sería procedente enviarlos a una cárcel mientras se adelantan las investigaciones por el caso.

Sin embargo, aseguró que los tres involucrados en este escándalo financiero sí representan un peligro para la sociedad y podrían no comparecer a las audiencias, por lo que solicitó al funcionario judicial decretar medidas restrictivas como no salir del país y permanecer en su lugar de residencia.

La Fiscalía había señalado a estas personas por los delitos de manipulación fraudulenta de especies, concierto para delinquir, administración desleal y falsedad en documento.

Para el ente acusador, durante el año 2011 la empresa Fabricato S.A. representó uno de los mayores aumentos en el mercado accionista del país, pues de acuerdo con sus investigaciones su acción pasó de $26,20 en enero, a $84,99 en diciembre. Lo que llevó a que la corredora tuviera un daño financiero de más de $66.200 millones de pesos en el 2012.

Pliego de cargos para Camacho
La Procuraduría formuló pliego de cargos al exconcejal de Bogotá Andrés Camacho Casado por su presunta relación en el llamado ‘carrusel de la contratación’ ocurrido en la capital.

En este caso, como Camacho Casado aceptó cargos en el proceso penal que se le adelanta, la Procuraduría estimó que se trata de una “evidente confesión” y en ese sentido adelantará un proceso verbal contra el excabildante.

Camacho en diligencia judicial realizada ante el Juzgado 34 Penal Municipal de Garantías, aceptó haberse valido de su condición para influir ante el entonces alcalde de Bogotá Samuel Moreno Rojas, en el nombramiento del Iván Hernández Daza como director de la Unidad Administrativa de Rehabilitación y Mantenimiento Vial, el cual se surtió el 26 de marzo de 2009.

El exconcejal reconoció además que influyó sobre Hernández para que éste nombrara las personas por él recomendaba para los cargos en dicha entidad, así como para favorecer a contratistas en las licitaciones públicas, como aquellas en las que estuvieron interesados los Emilio Tapia y Julio Gómez.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.