Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Xiomara Mera lunes, 28 de noviembre de 2016

La lucha entre las dos energéticas comenzó porque Plexa le solicitó a la Superindustria registrar el lema para complementar la marca Plexa. Sin embargo,  para ISA de ser concedido este, su lema “Avanza” se vería vulnerado.

“El signo solicitado reproduce la parte más notoria del signo opositor como lo es Avanza, pues la expresión Energía es descriptiva para la clase solicitada, no obstante es sabido que las marcas se solicitan principalmente de manera oral, de tal suerte que la marca solicitada está contenida en el signo protegido” argumentó ISA en su escrito de oposición.

A lo que Plexa le contestó que “la presencia de componentes adicionales en el conjunto del lema solicitado lo dotan de un contenido conceptual que lo diferencia del lema opositor”. 

La encargada de dar un primer concepto sobre el tema fue la Directora de Signos Distintivos, María José Lamus, quien determinó que a pesar de que existía cierta similitud en los aspectos fonéticos y ortográficos no había una conexión competitiva entre los productos que ambos amparaban.

“Una vez analizados estos criterios,  se concluye que los productos o servicios no pertenecen al mismo mercado o no van a generar riesgo de confusión alguno al consumidor por tratarse de  mercados distintos, claramente las marcas podrán coexistir pacíficamente” explicó Tatiana Carillo, socia de Lloreda, Camacho & Co.

En consecuencia, Lamus decidió declarar infundada la oposición presentada y concedió el registro. Aquí no paro el descontento pues el caso fue escalado al Superintendente Delegado para la Propiedad Industrial, José Luis Londoño.

“La resolución impugnada da por sentado que no existen coincidencias por finalidad entre los lemas, lo cual no es cierto, como se explicó en la demanda, la prestación de servicios es la misma, ya que ambos pertenecen a la misma clase 35 y 39 y en consecuencia comparten los mismos canales de comercialización” aseguró esta vez  ISA.

Después de realizar el estudio de registrabilidad, Londoño concluyó que no había motivo para negar el registro  y confirmó la decisión de primera instancia, ya que según él  “es improbable que los consumidores los relacionen con el mismo origen empresarial o supongan una relación entre sus titulares.

Carlos Amaya, apoderado de Plexa S.A.S ESP  y socio de Amaya propiedad Intelectual, aseguró que “Plexa pretende usar el lema para promocionar los servicios de transporte, distribución y suministro de gases combustibles, y si tenemos en cuenta su alto costo y la exigencia de cierto nivel técnico el público destinatario no será tan desprevenido de confundirlos”.

Antecedentes

Plexa nació en 1973 en el mercado colombiano bajo el nombre de Cocigas y su objetivo era  la distribución de Gas Licuado de Petróleo (GLP). Sin embargo, en el año 2000 cambió su razón social a Plexa S.A.S ESP, como se conoce en la actualidad. Tres años después la empresa logró una participación de 15% en el mercado y llegó al segundo puesto en la distribución de combustible.

La opinión

Carlos Amaya
Socio de Amaya propiedad Intelectual

“Si tenemos en cuenta su alto costo y la exigencia de cierto nivel técnico en la compra de los productos, podemos concluir que el público destinatario no será tan desprevenido de confundirlos”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.