Colprensa Sábado, 17 de enero de 2015

Mientras el presidente de la República, Juan Manuel Santos, abrió la puerta para discutir un cese al fuego bilateral con las Farc, se acerca el primer mes de la tregua unilateral e indefinida que ofreció esa guerrilla y que -según la versión oficial- deja un saldo parcial de un soldado muerto y de al menos tres combates con el Ejército.

Expertos consultados aseguran que el balance es agridulce, ya que se esperaba que la guerrilla cumpliera con su palabra. Esta, casi desde el mismo comienzo de la tregua, iniciada el 20 de diciembre pasado, ha puesto en duda su cumplimiento explicando que las Fuerzas Armadas la “ponían en riesgo” y dado que en su oferta advirtieron sobre la necesidad de hacer “operaciones defensivas”.

La tregua, más que nada, ha servido como escenario político para medir fuerzas entre el ‘Santismo’ y el ‘Uribismo’. La aparente resolución a ese pulso llegó el viernes con el balance de seguridad que presentaron alcaldes de 12 ciudades, dando un parte positivo y negando que haya habido nuevos ataques.

Pero por el lado del Uribismo, el senador del Centro Democrático, Ernesto Macías, asegura que la guerrilla de las Farc no ha cumplido y que por el contrario sigue delinquiendo, sin importarle lo que le notificó al país: “Las Farc no han cumplido, infortunadamente el Gobierno no lo reconoce. En Huila asesinaron a un soldado, los enfrentamientos han sido constantes en varias zonas del país, han intensificado la extorsión, entonces continúan en la comisión de delitos sin cumplir el anuncio”.

Es por esto, que para Macías, no es viable discutir la posibilidad de un cese bilateral del fuego, porque “va en contra de la Constitución, máxime que la Fuerza Pública no puede dejar de actuar en contra de los que siguen su accionar criminal. Van a ‘carnetizar’ a los que delinquen”. El congresista también indicó que la postura del presidente Santos es contradictoria y que “no puede seguir mintiéndole al país. El cese bilateral no se puede llevar a cabo mientras la guerrilla siga con el narcotráfico, la extorsión y sus demás delitos. La Fuerza Pública tiene que combatirla”.

Entre tanto, desde la academia, Diego Cediel, politólogo, expresó que aunque el grupo guerrillero no ha cumplido del todo, el anuncio del presidente muestra que hay buenas relaciones entre las dos partes.

“Las Farc no han cumplido con la tregua, ha habido muchas irregularidades por asesinatos, extorsiones, atentados. Sin embargo, el anuncio de Santos da credibilidad y muestra que han llegado a tener buenas relaciones entre los negociadores”.

Para Cediel “en este momento no debería ser una condición el cese bilateral al fuego para firmar la paz, la guerrilla debe continuar con el cese al fuego unilateral y entregar las armas sin condicionar al Gobierno Nacional”. Otro académico, Carlos Pinilla, abogado y profesor de historia de la Universidad Externado de Colombia, quien solo quiso referirse al reciente anuncio de Santos, destacó que es “importante que después de tantos años de conflicto las partes sean capaces, de común acuerdo, de declarar el cese bilateral del fuego; punto clave y precedente para lo que será definitivamente la terminación del mismo. Lo considero muy positivo”.