Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Lina Chaparro sábado, 25 de abril de 2015

De acuerdo con la encuesta, el 95% de los encuestados fue víctima de alguna modalidad de hurto (a personas, de residencias, de comercio y de vehículos), seguido de las víctimas del delito de lesiones personales con un 3%. En la misma encuesta, en el análisis de los datos sobre la denuncia de delitos, el mayor índice de denuncia se presenta respecto del delito de hurto. Estas dos cifras, que se refieren a percepción y a la puesta en funcionamiento del Sistema Penal respectivamente, permiten las siguientes reflexiones. El alto número de denuncias de delitos considerados menores (por su menor impacto social y daño personal) ha llevado a que el sistema penal concentre sus esfuerzos institucionales de investigación y juzgamiento en estos delitos, impidiendo el uso eficiente de los recursos y alejándose de uno de los objetivos iniciales propuestos en la implementación del sistema acusatorio: la lucha contra la criminalidad grave y organizada.

Esta situación, según se identifica en el módulo de percepción, contribuye a la imagen desfavorable del sistema penal actualmente -91% de imagen desfavorable-, debido a que la demanda obliga las autoridades que se concentren mayoritariamente en un solo tipo de delitos sin que se desplieguen esfuerzos en la investigación de otros, que si bien no son los más denunciados, tienen un alto nivel de relevancia en la lucha contra el crimen. La percepción sobre seguridad ciudadana, sin duda impacta de manera simultánea el funcionamiento del sistema penal y la percepción ciudadana sobre éste.

Así, como lo constata la encuesta, si el ciudadano común es víctima principalmente de robos, y acude a las autoridades para denunciarlos, congestiona las autoridades sobre el conocimiento de este tipo de delitos; como estos delitos continuarán ocurriendo, la congestión se mantendrá en aumento, y con ella, la imposibilidad material de las entidades competentes de concentrarse en formas de criminalidad más complejas, con lo cual al ciudadano sólo llega un panorama general de acuerdo en el que no se avanza en el procesamiento de casi ningún delito, y retroalimenta su percepción negativa.

De lo anterior, es posible advertir que la imagen desfavorable del sistema de justicia es al mismo tiempo causa y efecto de su problema. Causa, porque éste solo funciona a partir de lo que mayoritariamente se denuncia, en este caso, los delitos menores. Consecuencia, debido a que olvida la importancia de otro tipo de delitos que aunque impactan de manera diferente la percepción de seguridad ciudadana, apuntan a desarticular las estructuras que permiten su financiamiento.

Una de las recomendaciones que propone la CCB respecto de este alto número de denuncias, es “fortalecer la estrategia de identificación, judicialización y captura de delincuencia dedicada al hurto a personas, en particular, paseo millonario y fleteo”. Al respecto, se destacan los esfuerzos institucionales que en materia de investigación adelanta la Fiscalía General de la Nación en el marco de su reciente proceso de reestructuración, como la incorporación de estrategias de investigación en contexto, de manera que las denuncias no se adelanten separadamente, sino que cuando se identifiquen patrones de conducta similares, la investigación quede en cabeza de un fiscal que pueda hacer una investigación integral de los hechos; y las que en materia de judicialización contiene el proyecto de ley que reforma el Sistema Penal Acusatorio, respecto de la creación de un procedimiento especial y simplificado para contravenciones y delitos querellables.

Sumado a esto, resulta de vital importancia el fortalecimiento de los modelos de gestión - URI, SAU, Oficinas de recepción de denuncias, Unidades de Intervención Temprana, entre otros-, que faciliten el acceso de los ciudadanos a la recepción de las denuncias. Lo anterior podría contribuir al incremento de la denuncia de otros delitos diferentes a los relacionados con la percepción de seguridad ciudadana como el hurto. Al respecto, se destacan estrategias como la del Ministerio de Justicia, la aplicación ‘LegalApp’, la cual ofrece a los ciudadanos información sobre diferentes procedimientos judiciales, dentro de los cuales se encuentra la presentación de una denuncia. En este sentido, orienta sobre qué hacer, cómo y a cuál autoridad acudir para realizar los trámites ante el sistema judicial.

Si bien estas estrategias fueron recientemente implementadas, es una de las tareas hacia el futuro próximo la verificación de su impacto en la disminución de la criminalidad menor.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.