Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ana María Bedoya Jiménez - amabe2010@larepublica.com.co jueves, 11 de julio de 2013

La Superintendencia de Industria y Comercio negó en primera instancia la marca ‘Tornados’ solicitada en agosto de 2011 por Frisby S.A. Esto porque al realizar el estudio de registrabilidad encontró que está vigente el signo ‘Tornado’, a nombre de la sociedad Meals de Colombia, por lo tanto podría generar confundibilidad entre los signos.

La compañía solicitante es una empresa que nació en Pereira en 1977, en principio, como una pizzería y heladería, posteriormente, y con la venta de pollo apanado, se perfiló en esa época como un novedoso producto en el mercado colombiano. Frisby tiene presencia en gran parte de territorio nacional con 187 restaurantes en 32 ciudades.

La empresa solicitó la marca para distinguir productos de la clase 32 de la Clasificación Internacional de Niza, es decir, aguas minerales y otras bebidas no alcohólicas.

Aunque en este caso no se presentaron oposiciones, la Dirección de Signos Distintivos debe hacer el examen de registrabilidad como lo indica la norma andina. “A la Oficina Nacional Competente le corresponde realizar el examen de registrabilidad, el que es obligatorio y debe llevarse a cabo aún en el caso de que no ho hubiesen sido presentadas oposiciones, en consecuencia, la Autoridad Competente en ningún caso queda eximida de realizar el examen de fondo para conceder o negar un registro”

En este sentido, la Oficina de Marcas encontró el registro vigente de la marca nominativa Tornado propiedad de Meals de Colombia en la clase 30 Internacional. “El signo solicitado es una marca compuesta que incorpora el elemento sobre el cual pesa la distintividad de la marca previamente registrada, coincidencia que generaría confusión indirecta, pues sin duda alguna presencia de los términos Tornados causa irremediablemente confusión en la mente del consumidor”. Argumentó que existe riesgo de confusión en los consumidores, dado que los canales de distribución y divulgación de estos productos pueden coincidir, situación que podría generar la idea errónea de que se trata de artículos que tienen el mismo origen empresarial, o de que el signo que se pretende registrar constituye una innovación marcaria o una nueva línea de productos del empresario titular del signo.

Al respecto, Juan Guillermo Ortíz, abogado de la firma muñoz°abogados, aseguró que “la conexidad competitiva es un factor determinante de cara a establecer el riesgo de confusión de las marcas en el mercado; que dos signos en disputa distingan productos de distintas clases del nomenclator (Clasificación Internacional de Niza), no es óbice para que la Superindustria niegue un registro, pues su función como autoridad marcaria está dirigida a garantizar la protección de los derechos de los consumidores”.

Sobre el tema, la jefe jurídica de Frisby, Ana Inés Toro explicó que la marca Tornados era buscada para acompañar un paquete llamado Frisnacks (registrado en la SIC), combo de gaseosa, papas y “tornados” de pollo. Sin embargo, aseguró que para la compañía es más importante tener el registro de Frisnacks y por lo tanto, evaluaron la posibilidad de no presentar la apelación ante la Superindustria, es decir, la decisión está en firma.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.