Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co miércoles, 7 de noviembre de 2012

Lo que parecía sencillo se complicó sobre la hora.

Cuando la ministra de Justicia, Ruth Stella Correa, esperaba a las dos de la tarde de ayer firmar el acuerdo con los directivos de Asonal Judicial para ponerle fin a 27 días de parálisis de la rama judicial, el presidente de Asonal Nelson Cantillo, previo a la reunión dijo que los trabajadores, según el dirigente sindical, las bases, rechazaron la propuesta de nivelación salarial del Gobierno, que se había acordado la noche del martes con mismos directivos de esa organización, de entregar $1,22 billones al sector, a partir de 2013 y por los próximos cinco años.Cantillo señaló que deben ser no menos de $3 billones y por lo tanto el paro de la rama continuaba ayer, al cierre de esta edición, pese a lo acordado, el martes en la noche. No obstante entrada la tarde la Ministra de Justicia seguía en conversaciones con los directivos de Asonal, en los que es evidente diferencias internas por cuanto el sector que se reunió el martes con la Ministra había aceptado el preacuerdo que se firmaría ayer.En este sentido el presidente de Asonal Judicial, Luis Fernando Otálvaro, había dicho que tras lograr el preacuerdo con el Gobierno se levantaría el paro a partir de las dos de la tarde de ayer. Pero Cantillo se ratificó en que las bases no lo aceptaron por considerar que los $1,22 billones ofrecidos por la Ministra no alcanzan a cubrir la nivelación salarial de la rama. Algunos indicaron que las asambleas de regionales como Medellín y Bogotá no dieron el visto bueno al acuerdo, mientras ayer se presentaron algunos desórdenes a las afueras del Ministerio de Justicia. Esta diferencia no habría permitido ponerle fin a la parálisis, al cierre de esta edición.

También se había acordado que no habría sanciones para los cerca de 45.000 funcionarios que participan en la huelga y que se les pagaría los salarios durante los días de parálisis bajo el compromiso de que los trabajadores judiciales compensarían el tiempo dejado de laborar con extensión de horarios en semana o los sábados.

Entre tanto las cuentas de lo que ha dejado el paro judicial siguen.

Según el presidente de la Sala Administrativa, Néstor Raúl Correa, hasta ayer eran 17 días hábiles de paro, que han dejado unas 20.400 audiencias sin realizarse y el costo económico aproximado sería de unos $34.000 millones.

“Acompañamos el proceso de negociación que se había logrado para levantar el paro y se acordó no tomar ninguna medida como sanciones o el no pago de salarios. Es de recordar que la nivelación es un derecho legítimo de los trabajadores de la rama judicial”, sostuvo Correa.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.