Carlos Eduardo González - cgonzalez@larepublica.com.co Lunes, 14 de agosto de 2017

El presidente peruano se ha convertido en uno de los mayores críticos regionales de Nicolás Maduro.

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, llamó “dictador” al mandatario venezolano, Nicolás Maduro, le pidió que deje el poder y rechazó el llamado del líder socialista a que se reúnan junto a otros jefes de Estado de la región.

Kuczynski, quien en marzo anunció el retiro de su embajador en Caracas en respuesta a la crisis política que vive Venezuela, dijo que Maduro ha perdido toda la credibilidad con la instalación de una todopoderosa asamblea constituyente, creada por partidarios del gobernante del país petrolero.

“¡Que se vaya! Porque es un dictador y ha hecho un golpe de Estado, con una elección fraguada para eliminar a su Congreso”, dijo Kuczynski en el marco del Reuters Latin American Investment Summit, en un salón del Palacio de Gobierno de Lima.

El presidente peruano, un exbanquero y de profesión economista con estudios en Oxford y Princeton, se ha convertido en uno de los mayores críticos regionales de Maduro, un exdirigente sindical que fue elegido para reemplazar a Hugo Chávez en el 2013.

Perú fue la sede esta semana de una reunión de un grupo de cancilleres de la región, los cuales condenaron la instalación de la asamblea a la que calificaron como un quiebre democrático en Venezuela.

Por su parte, Maduro, quien se refirió a Kuczynski como el “presidente estadounidense de Perú”, lo desafió a reunirse para hablar sobre Venezuela con otros líderes, en el marco de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.