Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Colprensa

martes, 1 de abril de 2014

El procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez, anunció este martes que presentará ante el Congreso de la República un proyecto para reformar el régimen disciplinario.

Al término de un conversatorio que la Procuraduría General de la Nación organizó precisamente para tratar si se debe o no reformar el derecho disciplinario en el país, Ordóñez indicó que “es necesario adecuar el régimen disciplinario a una serie de urgencias”.

“La Procuraduría tiene la convicción de que debe liderar ante el Congreso de la República las modificaciones al propio sistema disciplinario para fortalecer los instrumentos que el Estado de Derecho requiere para combatir la corrupción y la ineficiencia administrativa”, señaló.

Según dijo, entre los temas que tendría dicho proyecto están la doble instancia, entendida como la distinción entre las etapas de investigación y de juzgamiento.

“Es necesaria desde luego esa distinción, es necesaria la doble instancia. Como lo decía el exprocurador Jaime Bernal Cuéllar, los corruptos le temen muchas veces más a ‘salir de la nómina’, a sufrir las sanciones disciplinarias que a la misma sanción penal”, manifestó.

El Procurador dijo que la reforma es necesaria e insistió en que desde su llegada a la entidad se han propuesto reformas que incluso se habían incorporado a la fallida reforma a la Justicia.

Igualmente, el jefe del ministerio públcio estimó se deben discutirse los límites que tiene el Consejo de Estado frente a las sanciones disciplinarias.

“Son aspectos que deben discutirse, precisamente de eso se trata el ejercicio académico porque es de la mayor trascendencia y de la mayor importancia estos conversatorios porque responden a unas necesidades y a unos debates nacionales”, afirmó.

Ordóñez consideró que este debate no necesariamente se debe dar en una reforma a la Justicia teniendo en cuenta que la Procuraduría “tiene deberes y misiones que no necesariamente tienen que ver con la administración de justicia; tiene una función preventiva, disciplinaria y una misión de intervención judicial”, finalizó.

La paz no depende de uno solo
El procurador general de la Nación también señaló que el proceso de paz no puede depender de quien sea Presidente de la República.

“Ello no se vincula a un Gobierno, sino a unas necesidades y urgencias que son independientes de quién ejerza la Primera Magistratura”, dijo Ordóñez.

El pronunciamiento se da luego de que el presidente Juan Manuel Santos asegurara que ninguno de los candidatos presidenciales tiene experiencia para manejar procesos de paz. El presidente Santos hizo tal afirmación en entrevista con Caracol Radio en la mañana de este martes.

Allí indicó que al país no le conviene “cambiar de capitán” en este momento, pues “sería fatal” para el proceso de paz y para el futuro de la nación.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.