Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ana María Bedoya Jiménez - amabe2010@larepublica.com.co Jueves, 20 de septiembre de 2012

Luego de una reunión en la Casa de Nariño, entre el presidente Juan Manuel Santos y las Comisiones de Paz del Congreso de la República, se informó que el Gobierno acepta que se convoque un Consejo Nacional de Paz para participar en el proceso de esa índole que se adelanta con la guerrilla de las Farc.“

El Presidente de la República aceptó un consejo de paz que solo se puede convocar para que la sociedad civil participe e incluso ampliar la participación para que todos los sectores de la sociedad civil presenten propuestas y acompañen el proceso”, señaló el senador Carlos Baena. El Consejo Nacional de Paz fue creado por la Ley 434 de 1998, para que junto con los Consejos Territoriales de Paz y las autoridades nacionales trabajen en el desarrollo de la política de paz en Colombia. Dicho Consejo está confirmado por el presidente de la República, distintas autoridades de las ramas ejecutiva, legislativa y los órganos de control; y representantes de sectores económicos, sociales y políticos, que deben reunirse cada dos meses, según lo estipula la Ley.

El pasado 13 de septiembre, la Cámara de Representantes se reunió con el fin de reactivar el Consejo Nacional de Paz, CNP, el cual estaría integrado por el gobierno, representantes del Congreso, las Centrales Obreras, Movimientos Sociales, Organizaciones Defensoras de Derechos Humanos, entre otras. El CNP fue creado en 1998 por el gobierno del expresidente Ernesto Samper con el propósito de abrir un espacio de representación y participación de la sociedad civil en el proceso de paz entre el gobierno y los grupos armados al margen de la ley. Ante la demora del Gobierno Nacional para convocarlo, la representante a la Cámara, Alba Luz Pinilla, había instaurado ante el Tribunal Superior de Cundinamarca, una acción de cumplimiento contra el presidente Santos por no cumplir la convocatoria del CNP.

Según la congresista, quien forma parte de la Comisión Accidental de Paz de la Cámara de Representantes, desde el pasado mes de agosto solicitó información argumentada de por qué no se hizo dicha convocatoria. Posteriormente en diciembre dirigió la solicitud directamente al mandatario y nuevamente no recibió respuesta. “No entendemos cómo este gobierno, por un lado, manda mensajes de reconciliación, reparación y abre la posibilidad de una eventual negociación, y por otro, se niega a dar voz y a activar un espacio tan importante como es este Consejo, incumpliendo de paso la Ley”, señalaba Pinilla.

De acuerdo con Camilo González Posso, director de Indepaz, la prioridad en este momento, debe ser buscar un cese el fuego, liberación de secuestrados y de presos políticos del Eln; desarrollo de agendas humanitarias con participación del Consejo Nacional de Paz e iniciar labores de desminado. Por eso, consideró además, que lo primordial ahora es lograr resultados en temas humanitarios, y dejar lo demás para “fases más avanzadas” del proceso.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.