Colprensa

David Jáuregui Sarmiento - djauregui@larepublica.com.co Miércoles, 8 de noviembre de 2017

La entidad pidió que no se de medida de aseguramiento contra los empresarios

Durante la audiencia de solicitud de medida de aseguramiento en contra de siete empresarios investigados por el escándalo de Reficar, informó RCN Radio, la Procuraduría, encabezada por Fernando Carrillo, advirtió que no existen pruebas suficientes para enviar a la cárcel a cuatro, de los siete empresarios procesados.

Según el mismo medio, desde agosto de este año la Fiscalía pidió cárcel para Felipe Laverde Concha, ex vicepresidente Ejecutivo del Downstream; Reyes Reinoso Yáñez ex presidente de Reficar en 2013; y Massoud Deudehban, ex representante ejecutivo de CB&I; así como también, solicitó detención domiciliaria por su edad para Orlando José Cabrales, expresidente de Reficar en 2009; restricciones para salir del país en contra de Pedro Alfonso Rosales Navarro, y Carlos Alberto Lloreda Silva; como ex miembros de la mesa directiva de Reficar y supuestos responsables de las irregularidades en los contratos.

Igualmente el ente acusador solicitó presentaciones periódicas en el Consulado de Colombia en Washington Estados Unidos, para el ex directivo de CB&I Philip Kent Asherman.

“Para el Ministerio Público, en esta etapa procesal no se configurar el elemento normativo del interés indebido en celebración de contratos y en consecuencia el de la autoría de inferencia y participación en el caso de los ciudadanos Orlando José Cabrales, Felipe Laverde Conchalí, Pedro Alfonso Rosales Navarro, y Philip Kent Asherman, y como resultado de lo anterior no resulta viable la imposición de las medidas de aseguramiento“ dijo.

La diligencia judicial se adelanta en conexión con Estados Unidos, porque los dos altos directivos de la compañía Estadounidense CB&I se encuentran en la capital de ese país investigados por un presunto detrimento patrimonial en Colombia por más de $610.000 millones de pesos durante las obras de modernización de la Refinería de Cartagena.