Geraldine Romero - gromero@larepublica.com.co Lunes, 9 de marzo de 2015

Frente a la solicitud, la SIC resolvió que la marca que comprendía  productos en la clase 30 de la Clasificación Internacional de Niza se debería cancelar por un tiempo parcial. Fue así como: Casa Luker dio respuesta a la resolución de la SIC en  julio de 2013, argumentando a su favor que Quala habría violado el principio de buena fe, pues estaba desconociendo el reconocimiento de la misma en el mercado.

Casa Luker  agregó que Quala tendría conocimiento de la existencia de la marca registrada y su presencia en el mercado. También, Luker argumentó que la empresa solicitante de cancelar la marca tenía interés en legitimar una solicitud de registro idéntica o similar para productos que guardarán la misma relación.

Los ingresos de venta estaban dentro de las pruebas presentadas por Luker, sustentados con las copias de las facturas de venta de ‘Don Sabroso’  junto con testimonios de personas que hicieron en su momento trabajos y publicidad para la marca.

En el documento muestra cómo Luker realizó cambios de escritura en su marca, pues había eliminado la palabra ‘café’ y estaba operando solo como ‘Don Sabroso’. Sin embargo, la SIC expresó que dichos cambios no alteraban el signo distintivo del nombre y que la empresa había demostrado el uso de la marca pero no en su totalidad.

Para la SIC, todos los productos comprendidos en la clase 30, sólo lo estaba  utilizando el signo para  “Chocolate en pastillas de cacao”.  Eduardo Varela, Socio de Cavelier Abogados, afirma que: “En este caso es una victoria pírrica para la empresa que solicitó la cancelación, porque aunque se haya anulado parcialmente el registro de la marca “Café Don Sabroso”, la SIC tiene una tesis según la cual marcas idénticas o similares que identifican alimentos no pueden coexistir, sin importar que se trate de distintos alimentos.

El abogado agrega que por ejemplo, si alguien intenta en el futuro solicitar otra marca ‘Don Sabroso’ para café, arroz o salsas, la SIC rechazaría esa solicitud porque sigue existiendo ’Don Sabroso’ para pastillas de chocolate. “Esto hace que las cancelaciones parciales de marcas de alimentos sean infructuosas para quienes las solicitan. Si no se obtiene una cancelación total es como si se hubiese perdido el caso”.

La Superindustria declaró que las pruebas presentadas por Luker no demostraban la notoriedad de la marca  pese a que se observó la utilización de la misma en el mercado, pues su uso se concentraba sólo en la ciudad de Bogotá.

La entidad  reguladora finalmente negó la cancelación total de la marca solicitada por Quala, por lo que  pidió excluir productos como: café, té, azúcar, arroz, pan y otros alimentos que no estaban usando la marca ‘Don Sabroso’. Es decir,  la  marca podrá seguir existiendo en el mercado colombiano pero solo para distinguir Chocolate y no otros productos.

Las opiniones

Eduardo Varela
Socio de Cavelier Abogados

“Si alguien intenta en el futuro solicitar otra marca ‘Don Sabroso’ para café, arroz o salsas, la SIC rechazaría esa solicitud porque la marca sigue existiendo. Esto hace que las cancelaciones parciales de marcas sean infructuosas”