Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Cristian Acosta Argote - cacosta@larepublica.com.co miércoles, 12 de mayo de 2021

Los empleadores deberán reemplazar el auxilio al transporte por un soporte económico para garantizar una óptima conexión a internet

Uno de los actos legislativos que resultaba urgente por resolver este año era la regulación sobre el trabajo en casa, pues el covid-19 cambió las dinámicas laborales desde su llegada.

Esta es la razón por la que el senador Carlos Fernando Motoa propuso regular el trabajo en casa con el proyecto de Ley 352 de 2020 en el Senado la República y la propuesta 429 de 2020 en Cámara de Representantes, la cual fue aprobada en marzo.

La importancia de esta iniciativa cobija tanto a empleados como a empresas, pues se trata del procedimiento laboral que busca establecer nuevas directrices.

Ahora que está rigiendo esta normativa, el bufete Godoy Córdoba destacó varios aspectos que hay que tener en cuenta. Ana Cristina Medina, socia de la firma, explicó que existe una diferencia entre teletrabajo y trabajo en casa. El primer término significa que una persona puede desarrollar sus actividades en cualquier lugar; el segundo, sin embargo, representa una modalidad de trabajo ante una contingencia, tal como la pandemia del covid-19.

“Es importante tener en cuenta que no solo se limita a que el trabajador ejerza sus obligaciones de manera remota, sino que también, según el Decreto Legislativo 771 de 2020, mientras se encuentre habilitado el trabajo en casa, el auxilio legal de transporte para los trabajadores cuyo salario sea hasta dos salarios mínimos deberá ser reemplazado por auxilio de conectividad”, dijo.

Mientras el trabajo en casa se mantiene a causa del virus, el empleador deberá cubrir las necesidades de conexión de su trabajador. “Las herramientas de trabajo relacionadas con conexión digital deben ser dispuestas, como primer responsable, por el empleador”, explicaron en Godoy Córdoba.

Si usted es un trabajador que desempeña sus funciones en casa, debe tener en cuenta que su empleador debe garantizar un espacio de trabajo óptimo que reduzca cualquier riesgo laboral. A nivel legal, el escenario cambió, pero no las responsabilidades laborales.

Por esta razón, el empleador deberá implementar otras políticas claras, como las pausas activas y horarios claros de trabajo. “Establecer estas políticas de manera clara para ambas partes y ejecutarlas a cabalidad, evitará futuras confusiones que pueden acarrear quejas o demandas por parte del empleado”, destaca entre las recomendaciones de la firma de abogados.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.