Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Colprensa

sábado, 12 de abril de 2014

El país la ha conocido como una mujer muy diligente, aguerrida y locuaz, pero esas características que le han destacado en cargos de senadora, ministra de Defensa y de Comercio, tienen hoy a Marta Lucía Ramírez trabajando más que de costumbre en su aspiración por llegar a la Casa de Nariño, el próximo 7 de agosto.

¿Cómo le está afectando la campaña presidencial la demora en el fallo del CNE sobre la impugnación de la convención conservadora?
Esta es una demora calculada precisamente para poner la candidatura del conservatismo en entre dicho, para enfriar ese entusiasmo de la convención de enero pasado.

Además de ser calculada, la demora es selectiva, porque la convención del Partido de la U que eligió al candidato Santos está más impugnada que la de nosotros. Sobre ninguna de las dos impugnaciones que tiene la U el Consejo Nacional Electoral,CNE, ha dicho o filtrado nada, pero en el caso conservador ha filtrado en varias ocasiones cual sería el sentido de la decisión.

Se había dicho que si la decisión del CNE declara inválida la convención, su candidatura seguiría ¿hasta dónde podría pasar eso?
Sería completamente absurdo, sería un fallo con muy poca validez jurídica, pero hoy por hoy cualquier cosa puede pasar en el CNE para tragedia de nuestra democracia. Ojalá no termine pareciéndose a la autoridad electoral de Venezuela.

¿Pero si la decisión es reversar la candidatura, en concreto usted que haría?
El registrador nacional, Carlos Ariel Sánchez, me dijo el día en que inscribí la candidatura que una inscripción de una candidatura no se puede caer sino por las tres causales que dice la ley: muerte del candidato, incapacidad sobreviviente o una inhabilidad, ninguna de las tres existe. En principio es una candidatura que tiene toda la validez jurídica.

Usted ha dicho que de ser presidenta pondrá términos concretos a la negociación con las Farc, ¿cómo son y hasta dónde llegarán?
Lo que he dicho es que llegamos al Gobierno, abrimos lo que se ha negociado y lo compartimos con determinados sectores de la sociedad como universidades, partidos, entre otros. Cuando terminemos ese trabajo, que calculo sean cuatro meses, buscaremos una negociación que garantice el cierre del conflicto con una verificación internacional.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.