Colprensa

Gerson Beltrán Franco - gbeltran@larepublica.com.co Jueves, 11 de mayo de 2017

Fueron más seis horas de debate en las que representantes a favor y en contra de la iniciativa realizaron su intervención, así como también los representantes del Gobierno y otras entidades públicas.

Un día antes de la sesión ya se percibía un ambiente en el  que el proyecto propuesto por la  congresista Viviane Morales, del partido Liberal, no pasaría el tercer debate. 

La sesión inició con 14 de los 35 parlamentarios que pertenecen a esa Comisión dándole vía libre al orden del día. El representante Berner Zambrano anunció que la mayoría de la bancada del partido de la U votaría en contra del proyecto.

Por su parte, el parlamentario Pedro Piedrahita indicó que cinco de los seis conservadores no apoyarían el referendo.

La senadora Morales, líder de esta iniciativa, indicó en su intervención que con el proyecto lo que se buscaba era proteger el bienestar de los menores de edad. Además, señaló que es una propuesta que se realizó con amor y respeto, por lo que en ningún momento se ha buscado que se discrimine a nadie. 

La parlamentario argumentó que no se pretende implantar, ni imponer un modelo de familia como lo manifestaron algunos de los opositores.

La senadora del partido Verde, Angélica Lozano, una de las principales parlamentarias en contra del referendo, manifestó que todos los colombianos tienen derecho a construir su familia sin que esto tenga que ver con la raza, la clase o la religión.

Además, indicó que ya hay más de 90.000 menores de edad en hogares sustitutos de los cuales 4.300 están listos para adoptar. 

Lozano agregó que ya hay 22 personas solteras listas para adoptar y al menos cuatro parejas homosexuales que están buscando darle a uno de los niños un hogar. 

Finalmente, la representante por los verdes aseguró que este referendo viola la dignidad humana, a lo que se sumaron otros parlamentarios de partidos como el Conservador.

Al cierre de esta edición no se había realizado la votación que definía el futuro del proyecto que costaría $280.000 millones.