Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José David Castilla jueves, 30 de agosto de 2018

Juzgado en Cartagena verificó que la empresa no incumplió los requisitos legales de las licencias urbanísticas del Proyecto Aquarela

El representante legal de Promotora Calle 47 SAS y gerente de Aquarela, Lucas Tamayo, junto al arquitecto Claudio Restrepo fueron declarados inocentes frente a los delitos que les habían imputado por urbanización ilegal y daño en los recursos naturales.

El Juzgado Primero Penal del Circuito de Cartagena determinó que no existen medios probatorios suficientes para sustentar la imputación realizada por la Fiscalía, debido a que el proyecto habitacional Aquarela no incumplió con las disposiciones  del POT de Cartagena, ni con el reglamento de la Circular 10 de 2013 expedida por el Departamento de Planeación de esa misma ciudad. Adicionalmente, el juzgado declaró que las licencias urbanísticas cumplían con todas las reglamentaciones existentes.

Aquarela es un proyecto urbanístico enfocado en la construcción de 900 unidades de vivienda, destinado a personas con ingresos por debajo de los cuatro salarios mínimos mensuales vigentes, ubicado en el Barrio Torices en la ciudad de Cartagena.

Con esta decisión judicial, queda clausurado el capítulo sobre la responsabilidad penal de los representantes de Aquarela.

Sin embargo, otro de los puntos centrales del debate es el impacto que proyectos urbanísticos como Aquarela puedan ocasionar dentro del patrimonio histórico de la llamada ciudad heroica.  En meses pasados, la Unesco remitió una carta al Gobierno manifestando su preocupación por el estado de los bienes de interés cultural de la ciudad, motivo por el cual le ordenó realizar una evaluación sistemática para medir el impacto de estos proyectos urbanísticos. Dicho estudio aún no se ha realizado.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.