Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co miércoles, 18 de mayo de 2016

Si bien en el curso del proceso Rolex no pudo impedir el registro de RLX, sí consiguió el reconocimiento de marca notoria, es decir la protección más importante para un signo, al menos en la segunda instancia. 

Ante la Dirección liderada por María José Lamus, el apoderado de Rolex, Luis Felipe Castillo Gibson, aseguró que el signo solicitado “generaba riesgo de confusión y aprovechamiento injusto”. Pero esta posición no fue apoyada en la primera instancia, se declaró infundada la oposición y se otorgó la marca. 

En esta etapa no le fue avalada la solicitud a Rolex del reconocimiento de marca notoria, pues según el documento publicado “si bien el opositor logró demostrar el alcance del reconocimiento de la marca Rolex a nivel global (...) no se aportaron pruebas concretas sobre el funcionamiento y las operaciones en la Comunidad Andina ni en el territorio nacional”.

Para la opositora, la pelea que se dio ante la segunda instancia no fue del todo negativa. 

De acuerdo con el documento firmado por José Luis Londoño, en este caso sí se reconoció el carácter notorio a Rolex, específicamente para productos de joyería y relojería comprendidos en la clase 14 Internacional de Niza. Sin embargo, la Delegatura también encontró que la configuración de los signos no genera en el consumidor riesgo de confusión debido a las diferencias tanto ortográficas como fonéticas. Y recalcó que en la marca no hay reproducción ni parcial ni total del signo.

Pablo Andrés Delgado, especialista en propiedad industrial de la Universidad Externado, explicó que “independientemente del reconocimiento de notoriedad de la empresa opositora, esto no impide que RLX Ralph Lauren sea registrada, toda vez que, en los signos en pugna, no se evidencia algún riesgo de confusión o asociación, dilución o aprovechamiento de la reputación ajena”. Sobre todo, “cuando se puede decir que los consumidores de Rolex son especializados y el valor de sus productos es muy significativo en el mercado”.

Fernando Jiménez Valderrama, jefe del área de derecho privado en la Universidad de la Sabana, no estuvo de acuerdo con la decisión pues en su concepto para la clase 14 sí se genera confusión, pues si bien es cierto que se trata de una marca nominativa compuesta que debe verse en conjunto, existe una identidad fonética entre las palabras RLX y Rolex, que pueden llevar al consumidor medio a pensar que hay una alianza entre las dos empresas para producir relojes, lo cual no es cierto”.

Marca Notoria
El jefe del área de derecho privado de Universidad de La Sabana, Fernando Jiménez, explicó que la declaratoria de notoriedad de un signo “le otorga a su titular una protección reforzada en el mercado que le permite oponerse a usos de signos distintivos iguales o semejantes de otros empresarios en distintos tipos de productos sin acudir de manera rígida a la aplicación del principio de especialidad de la marca”.

Pablo Andrés Delgado
Esp.  en Propiedad Industrial U. Externado

“Es importante dejar claro que la marca concedida deberá utilizarse tal cual fue otorgada, RLX Ralph Lauren, y no podría usarse  solo la expresión RLX, porque quizás ahí sí podría dar lugar a confusiones”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.