Esperanza Santamaria - esantamaria@larepubica.com.co Viernes, 8 de junio de 2012

Como temerarias e irrisorias calificó Héctor Mario Rodríguez, editor del portal de noticias Primera Página, las acusaciones que los accionistas de Pacific Rubiales han hecho en su contra para que la justicia colombiana lo haga responsable del delito de pánico económico, por una información que publicó en abril del año pasado.

Rodríguez le manifestó a LR que la próxima semana presentará sus pruebas ante la entidad, con el fin de demostrar que no incurrió en errores y que la información fue tomada de informes de la propia compañía.

El periodista, quien tuvo que rendir versión ayer ante la Fiscalía por este hecho, publicó el 19 de abril del año pasado una información que daba cuenta del colapso que tuvo la empresa en enero de 2011, donde los accionistas perdieron más de US$100 millones. 'Entre octubre y diciembre de 2010 la producción de la compañía fue inflada. El 13 de enero esta reconoció que los datos habían salido mal al mercado, lo cual llevó a que la acción se precipitara en caída 70% quien tenía US$100 millones de inversión en acciones de Alange Energy se quedó con US$30 millones en su portafolio. Por este hecho fue despedido su presidente y salieron 40 ejecutivos', aseguró el periodista.

Después de conocerse la publicación, la compañía ha interpuesto en contra de Rodríguez cuatro demandas, una por injuria y calumnia, dos por difamación y esta última por pánico económico, de las cuales, hasta el momento, ninguna ha prosperado. 'Me están acusando de haber causado un debacle en la economía nacional y en la acción de Alange Energy en la Bolsa de Valores de Toronto. Eso es absurdo cuando la economía nacional está en su mejor momento; el déficit bajó a su mínimo, tenemos grado de inversión, la BVC está en su mejor momento, la inversión extranjera está a manos llenas', sostuvo.

De acuerdo con el editor, estas acciones reiteradas buscan que el portal de noticias no vuelva a escribir de Pacific Rubiales, un hecho que calificó como un precedente peligroso toda vez que esto le prohibiría hablar a los periodistas sobre la situación de las empresas bajo el argumento de que se está generando pánico económico. 'El problema aquí es que los inversionistas colombianos están sin información sobre dónde están poniendo su plata y el pecado es que el periodista los revele', aseguró.

En ese sentido, el editor del portal de noticias aseguró que estas denuncias no lograrán acallar lo que tiene que decir sobre la empresa, sea bueno o malo, y llamó la atención sobre las últimas publicaciones que se han hecho de la misma, una de las cuales es un análisis de Interbolsa en el cual se sostiene que la compra de las acciones de Petro Magdalena serían negativas para los accionistas de la petrolera Pacific Rubiales.