Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Lilian Mariño Espinosa - lmarino@larepublica.com.co Lunes, 15 de diciembre de 2014

El lema comercial para el popular Ron Marqués del Valle, ‘La joya de la familia’, no pudo ser registrado en la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) ya que según la entidad podía confundir indirectamente a los clientes con el vino marca ‘La Joya’.

El 2011 la Industria Licorera del Valle (ILV) entregó al mercado este nuevo Ron en dos presentaciones, el Ron Marqués del Valle 5 años y el Ron Marqués del Valle 8 años y adicionalmente innovó con un Aguardiente blanco, todo con el fin de hacerle competencia a la empresa licorera de Antioquía y ampliar el mercado.

Desde el lanzamiento del producto hasta 2013, la marca de Ron intentó ser promocionada bajo el lema ‘La joya de la familia’, ya que el producto ha sido reconocido como uno de los cinco mejores en el exterior.

Según el gerente de la ILV, Luis Fernando Martínez Arce, el Ron Marqués, hace tres años, abría el camino a la Industria de Licores para vender los productos vallecaucanos en el extranjero.

Una primera negativa para el registro del lema llegó en septiembre de 2013 de la mano de la Dirección de Signos Distintivos, quienes exponían que el registro no podía ser efectuado ya que los consumidores podían confundir el lema y el producto con la marca de vinos chilenos ‘La Joya’.

Partiendo de esto, la compañía vallecaucana presentó un recurso de apelación, donde intentaba exponer que el hecho de que la frase ‘La joya de la familia’ estuviera acompañada de Ron Marqués del Valle iba a hacer evidente para el consumidor que el producto era de la familia de la Industria Licorera del Valle y no había lugar a la confusión expuesta.

En segunda instancia la Delegatura encargada de la Propiedad Industrial confirmó de nuevo la negación del registro exponiendo que el producto de la licorera está dentro de la clasificación 33 Internacional de Niza de la misma forma que el vino chileno y además que “el lema comercial solicitado incorpora el elemento esencial de la marca previamente registrada lo que las hace ortográfica, fonética y conceptualmente similares”.

En conclusión, la entidad expresaba que como los productos eran comercializados y distribuidos por el mismo medio la coincidencia de términos haría que: las personas pensarán que había una asociación entre los productos (confusión directa), una asociación entre los productores (confusión indirecta). Para el abogado especialista en derecho marcario de QyD Abogados, Javier Delgadillo, “dado que el lema comercial solicitado reproduce la parte esencial de la marca La Joya, la decisión de la SIC fue totalmente acertada. Además, el hecho de identificar exactamente los mismos productos implica la posibilidad de generar confusión para el público consumidor”.

Esta decisión fue en última instancia por lo que ahora este producto, que en el último año, solo en Europa, vendió más de 900.000 unidades y que se empezará a vender en Arauca y otras regiones de Colombia, se promocionará bajo el nuevo lema ‘El de la Casa’.

La ILV espera, que después de superado el problema y el resto de líos legales que ha tenido que enfrentar en los últimos años, superar el récord de ventas que se tuvo en 2013 donde tuvieron un crecimiento de 12% frente al 2012.

La opinión

Javier Delgadillo
Abogado especialista derecho marcario q&d Abogados

“Dado que el lema comercial solicitado reproduce la parte esencial de la marca La joya, la decisión de la Superintendencia fue acertada. Además, el hecho de identificar exactamente los mismos productos implica la posibilidad de confusión”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.