Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Geraldine Romero - gromero@larepublica.com.co viernes, 17 de abril de 2015

Esta vez la historia fue diferente, ya que la entidad dio la concesión de la marca Rosco’s, para identificar pasabocas, pan y otros productos derivados de las harinas, específicamente para comercializar rosquillas.

Sin embargo el  proceso de esta solicitud no se tomó de forma cálida, puesto que Hernando Rojas, demostró su desacuerdo argumentando que su marca Miss Rosquis se veía afectada con el registro.

Así el titular de la marca previamente registrada dijo que los signos estaban comprendidos en la misma clase 30 Internacional y por ende existía la posibilidad de confusión frente al consumidor.

Rojas agregó que Miss Rosquis,  producía las  “Rosquillas Caleñas”, conocidas por su amplia trayectoria en la ciudad de Cali y a nivel nacional, distinguidas por su puntos de venta , lo que  producía que el público  pensara que se trataba de la misma empresa.

El opositor afirmó que al permitir que Rosco’s estuviera en el mercado, implicaba la utilización del prestigio, fama y publicidad de Miss Rosquis, refiriéndose así, que se generaría la desviación de la clientela y otros actos de competencia desleal.

No obstante, los sustentos de Hernando Rojas, no obtuvieron éxito, pues la SIC,  señaló que la única coincidencia  entre las marcas  era que evocaban un concepto similar  relacionado con las características y naturaleza de los productos.

Eliana Reyes, Gerente de Operaciones de B&R Latin America IP, explicó que usar una característica o nombre del producto en la marca tenía la ventaja que el consumidor rápidamente evocara el producto. 

“La desventaja es que una marca  con esas características resulta en un derecho débil, ya que otras empresas pueden usar libremente signos similares. Por lo  tanto el esfuerzo de diferenciación en buena medida se  pierde”, concluyó la experta.  De esta forma, la entidad manifestó que en el plano ortográfico los nombres presentaban diferencias en sus vocales y consonantes, por lo tanto su impresión en conjunto no era similar.

La Delegatura además indicó que el argumento dado por el opositor sobre competencia desleal, carecía de fundamento. El representante jurídico de Rojas, no había aportado las pruebas que justificaran su afirmación. “Para que un  acto se considere desleal  debe involucrar necesariamente  derechos sobre nuevas creaciones”, apuntó la SIC.

Adicionalmente se  limitó a fijar observaciones sobre la supuesta similitud con el signo registrado, razones que  eran ajenas  para  la entidad dentro del análisis realizado.

Con este  dictamen de la Superindustria,   la cadena que opera en Colombia desde 2013 con el formato de supermercados Ara, logrará comercializar sus rosquillas sin ningún impedimento.

Jerónimo Martins, actualmente cuenta con  3.172 tiendas y 76.810 empleados, en sus mercados que  se concentran  en Portugal, Polonia y Colombia. En el territorio nacional,  tiene  presencia en ciudades como Pereira y Armenia.

Las opiniones

Eliana Reyes
Gerente de Operaciones de B&R Latin America IP LLC

“La desventaja es que una marca como Miss Rosquis con esas características resulta con un derecho débil, ya que otras empresas pueden usar libremente signos o marcas similares. Por lo tanto el esfuerzo de diferenciación en buena medida se pierde”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.