Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Reuters Viernes, 19 de mayo de 2017

El nuevo paquete de sanciones apunta a incrementar la presión sobre el gobierno que encabeza el presidente Nicolás Maduro, en medio de la creciente preocupación de Estados Unidos por la ofensiva oficial contra las masivas protestas callejeras en el país sudamericano.

La medida fue rechazada por la ministra de Relaciones Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, quien dijo, a través de su cuenta de Twitter, que “Venezuela repudia sanciones unilaterales y extraterritoriales del Departamento del Tesoro de EE.UU. contra Magistrados del Máximo Tribunal”.

Mauricio Jaramillo, internacionalista de la Universidad del Rosario, señaló que este tipo de sanciones tienen dos implicaciones. La primera es que las personas que fueron sancionadas no pueden pisar territorio norteamericano, y, en segundo lugar, es que si tienen activos en Estados Unidos, estos quedan congelados por el fisco de ese país. Lo que ha generado preocupación en los empresarios regionales dada la posibilidad de que Estados Unidos decida intervenir y bloquear económicamente a las personas naturales y sociedades cuando ellos lo crean conveniente.

La actual ola de protestas antigubernamentales en Venezuela, que ha dejado al menos 45 muertos en las últimas seis semanas, comenzó cuando el Tribunal Supremo de Justicia, conformado por jueces leales a Maduro, asumió los poderes de la Asamblea Nacional a fines de marzo. Esto provocó una amplia condena internacional porque implicó la anulación de facto de la Asamblea.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.